EFEGinebra

La casa de subastas Sotheby's subastará el próximo noviembre en Ginebra un lote de joyas que pertenecieron a varias generaciones de la familia de Borbón y Parma cuyos miembros formaron parte de algunas de las familias reales más importantes de Europa.

En un comunicado, Sotheby's destacó que se trata de una de las colecciones de joyas reales más importantes que nunca se hayan subastado ya que recorre varios siglos de la historia de Europa, desde el reinado de Luis XVI hasta la caída del imperio austrohúngaro.

Miembros del linaje de esta familia fueron reyes de España, de Francia, emperadores de Austria y duques de Parma, lo que, según la casa de subastas, se refleja en "la opulencia y procedencia" de las piezas de la colección.

"Este conjunto de joyas ofrece una visión cautivadora de las vidas de sus propietarios hace cientos de años", dijo la subdirectora de Sotheby's Europa, Daniela Mascetti.

Entre ellas destaca un grupo de joyas pertenecientes a la reina francesa María Antonieta, que no se habían mostrado en público en más de 200 años.

Cuando María Antonieta, el rey Luis XVI y su familia tuvieron que huir de Francia, estas joyas fueron enviadas a Bruselas donde reinaba la hermana de la reina y dónde residía uno de sus hombres de confianza, el conde de Mercy-Argenteau.

Él mismo se encargó de enviar las joyas a Viena para que el emperador austríaco y sobrino de Maria Antonieta las mantuviera a salvo.

Tras la ejecución de los reyes Luis XVI y María Antonieta en 1793, y la muerte de su hijo en cautividad, su hija quedó en libertad en 1795 y fue enviada a Austria dónde, a su llegada, se le entregaron las joyas de su madre, que más tarde heredaría su hija adoptiva Luisa de Francia y duquesa de Parma.

Ésta las transfirió más tarde a su hijo Roberto I, el último duque de Parma antes que el ducado se anexara al reino de Italia.

La colección de Maria Antonieta que subastará Sotheby's incluye un colgante con un diamante que sostiene una perla "de tamaño excepcional" con un valor de entre uno y dos millones de dólares.

También se subastará un collar con compuesto por 331 perlas naturales, entre otras.

Según Sotheby's, las perlas eran un material muy preciado por las familias reales europeas del siglo XVIII "por su gran belleza y rareza".

La subasta también incluirá otras piezas testimonio de la relación de los Borbón y Parma con la dinastía de los Habsburgo, como una tiara de diamantes o una diadema confeccionada por Köchert, una prestigiosa joyería vienesa, entre otras.