EFEMadrid

El diseñador Jorge Vázquez, director creativo de Pertegaz y de la firma que lleva su nombre, ha expresado su temor a que las ventas se resientan por la crisis económica, y, aunque no entrará en una "guerra" de rebajas en una temporada que da por "perdida", sí apuesta por diseños más atemporales.

"Tengo miedo a que la gente no compre" tras la pandemia. Una análisis de la situación y el perfil de sus clientas le llevó a la determinación de "bajar los precios sin perder la esencia. Mucha gente va quedar tocada" económicamente, ha dicho el creador que piensa en cómo mantener a sus clientes y atraer al mercado internacional.

A día de hoy, Vázquez da la temporada por "perdida" y recuerda que los almacenes están "llenos de ropa que la gente no ha visto ni se ha probado" y augura grandes descuentos en todo tipo de marcas, un tren al que no se quiere subir, ha señalado en la conferencia virtual organizada por el director del MBA de moda de IMF Institución Académica, Antonio Pernas.

"No quiero entrar en una guerra de descuentos. No vamos a tirar el producto por el suelo. No nos podemos permitir ese lujo", ha comentado. Él prefiere "reducir" el número de prendas y mostrar un producto "más atemporal". "Un vestido de cóctel es el mismo ahora que dentro de seis meses".

Vázquez ha pasado dos meses y medio en su casa de Galicia confinado, adonde trasladó su estudio para seguir preparando las colecciones de primavera-verano 2021, tanto de su firma como de Pertegaz.

"No trasladamos al ver la situación y en previsión de que podría pasar aquí lo mismo que en Italia", una experiencia que califica de "complicada" donde la comunicación con los proveedores de Francia e Italia se "paralizó". A pesar de ello, el diseñador gallego puso en marcha todo su operativo para tener listas las colecciones, tanto de su firma como de Pertegaz, para el próximo mes de septiembre.

La tristeza que le acompañó durante los primeros días no ha afectado a su proceso creativo, "dejé de ver los informativos, asumí que tenía que seguir mi ritmo y no quedarme paralizado", ha dicho.

Aunque aún no tiene claro cómo se presentarán, desvela que la colección de Pertegaz es un "homenaje a España" mientras que la de Jorge Vázquez es más "exótica". Unas colecciones en las que caben todo tipo de propuestas, el eje son diseños intemporales y vestidos de cóctel, "confiando en que el año que viene haya más actos sociales".

Este año bodas y eventos han quedado paralizados en una época en la que este tipo de actos se convierten en el soporte de un taller como el suyo. "No hemos tenido cancelaciones, sencillamente se han pospuesto. Supongo que el año que viene tendremos el doble de trabajo y quizá tengamos que ampliar de manera puntual la plantilla".

Vázquez abandera la artesanía española para que no se pierdan oficios vinculados a la moda y apuesta por una compra "más pensada, no tan alocada", en referencia a la compra compulsiva que "llena los armario de ropa de mala calidad" y apunta a las redes sociales como incitadoras de esta escalada.

"Sin embargo, cuando la gente va a una entrevista de trabajo no dispone dei un buen traje ni unos buenos zapatos", asevera el creador que plantea reducir el número de colecciones, "no tengo tiempo ni imaginación", una decisión que han tomado también Armani o Gucci.

Comenta con cierta nostalgia que echará de menos los desfiles que, por el momento, "no se van a poder celebrar" y se decanta por mostrar las colecciones como una "película" que todo el mundo pueda ver, aunque es "mucho más impersonal".

"Un desfile vende magia, llega al corazón", concluye Jorge Vázquez cuyo mayor temor es "estancarse".