EFEBarcelona

Thunderbird, una tortuga boba hembra que quedó atrapada en unas redes de pesca abandonadas cerca de Mallorca, fue rescatada y liberada para luego volver a ser atrapada por un pesquero cerca de Senegal, tras haber recorrido más de 6.000 kilómetros.

La primera vez que quedó atrapada en la costa de la isla de Mallorca fue en julio de 2020 y la Fundación Save the Med la pudo salvar y, una vez estuvo recuperada, equiparla con un dispositivo de seguimiento por satélite del Sistema de Observación y Predicción Costero de las Islas Baleares (ICTS SOCIB) para liberarla de nuevo en el Mediterráneo el 11 de agosto del año pasado, según cuentan desde la Universidad de Barcelona (UB).

Gracias a este dispositivo, la tortuga pudo ser rastreada mientras cruzaba el estrecho de Gibraltar, algo que sorprendió a los científicos al tratarse de una zona desafiante por las corrientes y la gran cantidad de barcos con los que se puede provocar una colisión, y se dirigía hacia el sur a lo largo de la costa de África.

"La mayoría de las tortugas marcadas en el Mediterráneo occidental permanecen en esta región durante períodos más largos y cuando salen al Atlántico se dirigen hacia América", destaca el experto de la UB David March.

"El hecho de que Thunderbird se haya desplazado hasta África occidental se explica porque una pequeña parte de las tortugas presentes en el Mediterráneo occidental provienen del archipiélago de Cabo Verde, donde retornan cuando son adultas", explica Lluís Cardona, profesor de la Facultad de Biología de la UB.

El marcaje de la tortuga vía satélite también proporcionó datos sobre la profundidad donde se encontraba, de manera que el equipo de investigación pudo averiguar que la tortuga pasaba la mayor parte del tiempo en la superficie mientras nadaba por el Mediterráneo, y pasó a bucear cerca del fondo del mar a lo largo de la costa de África occidental.

Las actualizaciones que proporcionaba el dispositivo desaparecieron en febrero de 2021, aunque el 17 de marzo se recibió la última señal con un posicionamiento en el suelo muy próximo al puerto principal de Dakar (Senegal), algo que sugiere a los investigadores que la tortuga fue capturada de forma accidental por un pesquero de arrastre.

"No sabemos si Thunderbird fue liberada viva después de la captura o murió a consecuencia del evento de capturas accesorias", concluye March.

El épico viaje de Thunderbird, que han dado a conocer este miércoles con motivo del Día Mundial de las Tortugas Marinas, ilustra dos de los principales peligros a los que se enfrentan las especies marinas: quedar atrapadas en redes fantasma y ser capturadas de forma accesoria por pesqueros industriales.

"Existe mucha pesca no regulada o ilegal en África occidental y estamos trabajando con los agentes locales y las comunidades de pescadores para adaptar los equipos y métodos de pesca para minimizar las capturas accesorias de tortugas marinas", ha asegurado Ahmed Diáme, de Birdlife International. EFE

nbh/rq/lml