EFEBarcelona

Unas ocho mil personas se han reunido hoy en Vilassar de Dalt (Barcelona) en la mayor fiesta gay en un parque acuático, la Water Park Party, que un año más ha sido el plato fuerte del Circuit Festival, considerado como el mayor evento de ocio de Europa dedicado al colectivo homosexual, bisexual y transexual.

Según los organizadores de la duodécima edición del Circuit Festival, unos ocho mil gais de todo el mundo están participando en esta fiesta que se celebra en el parque acuático de Isla Fantasía, en la localidad barcelonesa de Vilassar de Dalt.

Esta cita, que combina música, diversión y el orgullo por lucir el cuerpo, es tradicionalmente la actividad más vistosa del programa del Circuit Festival, que del 8 al 18 de agosto reúne en Barcelona a miles de participantes de hasta ochenta países.

Aunque el público es eminentemente masculino, sobre todo formado por jóvenes musculosos, también han acudido a la macrofiesta acuática algunas mujeres, aunque su presencia era minoritaria.

El Circuit Festival coincide hoy en Barcelona con el Girlie Circuit Festival, festival gay para mujeres que se comenzó el 9 de agosto y se clausura hoy.

Desde la diez de la mañana, los participantes podían relajarse y tomar el sol en las zonas de relax o divertirse a su aire en las atracciones y espacios lúdicos del parque, que cuenta con veintidós atracciones acuáticas en sus 80 000 metros cuadrados.

A partir de las dos de la tarde y hasta las diez de la noche la fiesta se trasladaba a la piscina de olas y al imponente escenario levantado junto a la misma, en que el que se han sucedido numerosos DJ, como Flavio Zarza, Iván Gómez, Nacho Chapado, Phil Romano y Rick Braile, para que los participantes pudieran bailar al son de la música electrónica.

A partir de las diez de la noche comienza la Water Park Night, para que los asistentes puedan seguir bailando hasta las seis de la madrugada en la discoteca de Isla Fantasía.