EFELa Habana

La oportunidad de ver de cerca a los reyes de España en la Habana ha sido "una ilusión cumplida" para muchos cubanos, que mantienen una especial cercanía a sus raíces españolas y para quienes la histórica visita de Felipe VI y Letizia en tiempos de crisis significa una muestra de que "no están solos".

Los reyes recorrieron esta mañana la Plaza de Armas de la antigua villa, muy próxima a cumplir medio siglo, después de la escapada que protagonizaron ayer martes por otros lugares del Centro Histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1982.

Los curiosos y contados turistas reunidos a horas tempranas en el sitio fundacional de La Habana miraban sorprendidos el ajetreo de cámaras y reporteros que rodeaban a Felipe, de guayabera blanca, y Letizia, con un sencillo vestido del mismo color.

Mientras la mayoría se maravillaba por la coincidencia, otros, como Daisy Oria y Mireya Rodríguez, ya conocían del suceso y "a pesar del tumulto" se las arreglaron para "sacar buenísimas fotos y hasta vídeos", contaron satisfechas a Efe.

Estas maestras jubiladas de 80 y 72 años han "vivido esta visita con mucha esperanza" y agradecieron a los reyes que "en este momento estén con Cuba", en referencia a la complicada situación actual de la economía isleña, afectada por la crisis en su aliada Venezuela y los efectos del reforzamiento del embargo de Estados Unidos.

"Ver a los reyes aquí ha sido realmente una ilusión cumplida. Desde que anunciaron la visita teníamos curiosidad. Tenemos un sentimiento tremendo de gratitud, hacia España en general y hacia los reyes en particular, que han querido hacer esta visita", aseguró Rodríguez.

Para ella, "España siempre ha estado cercana a Cuba, como Cuba también se ha sentido muy cercana a España" y esta es una oportunidad para reforzar esos lazos, agregó.

Felipe VI y Letizia llegaron el pasado lunes a La Habana, en la primera visita de Estado de un rey de España al país caribeño, una de las naciones con mayor presencia de descendientes de españoles en el continente y cuyas principales villas fueron fundadas por colonos ibéricos hace más de 500 años.

"Que la pasen muy bien los reyes de España, y que se siga repitiendo (la visita), que sigan viniendo", pidió Andrés, "el Buqui" de la Plaza de Armas, donde ya lleva 25 años haciendo música tradicional para turistas.

Según este habanero, es muy difícil saber lo que dejará esta visita porque no sabe de qué han hablado Felipe VI y el presidente cubano Miguel Díaz-Canel, que dialogó con el rey ayer martes en la mañana. "Hablan de jefe a jefe, por eso no sé qué pueda suceder en el futuro, espero que sea algo bueno para los cubanos", dijo.

Si a unos le preocupa la política, otros miran al lado glamuroso del suceso y se entusiasman con los estilismos de doña Letizia, que ha causado admiración entre los isleños por su "sencillez, elegancia y acierto al escoger lo que ha vestido en este clima", aseguró Erica, de 23 años.

"Yo me erizo y todo. Quería haberla visto (a Letizia) porque ayer por la televisión estaba divina. ¿Cuántas oportunidades tenemos de ver a una reina tan de cerca?", se lamentó por su parte Ana María, que llegó a la plaza cuando ya los reyes se habían marchado.

Según esta habanera, la llegada de Felipe y Letizia a la capital y "mucho más, que también hagan una parada en Santiago de Cuba" (este), ha sido "formidable", lo mejor que ha podido pasar entre los dos países".

"Hace rato que el mundo tiene los ojos sobre nosotros, pero con esto mucho más todavía. (...) Todas esas cosas estimulan siempre, saber que no estamos solos", insistió.

Yeny García