Volver a Microsite Infografías

La zona de bajas emisiones puesta en marcha a finales de 2018, Madrid Central, ha permitido alcanzar la máxima reducción de la última década en los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) de la ciudad. (EFE)