EFEMéxico

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) de México, negó este jueves que los esquemas laborales en materia de pensiones y jubilaciones pongan en riesgo la viabilidad financiera de la empresa y del país.

En un comunicado, la CFE puntualizó que "cuenta con la solvencia para cumplir con el compromiso adquirido en materia de pensiones y jubilaciones" no obstante los enormes retos derivados de una reforma energética cuyo objeto era hacerla desaparecer.

"La hacienda pública no se ve vulnerada gracias a que, los mecanismos implementados en esta administración, le permiten contar con la liquidez suficiente para ello y para rescatarla del desmantelamiento deliberado de la que fue objeto", apuntó.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) denunció este 24 de agosto que la CFE acordó con el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (Suterm) reducir la edad y los años de servicios para la jubilación de los trabajadores sindicalizados.

"Con esta medida el Gobierno establecería de facto una distinción perversa que dividiría a los trabajadores mexicanos en trabajadores de primera y de segunda categoría", señaló la Coparmex, que agrupa a los organismos empresariales del país.

Además, apuntó la Coparmex, el gobierno que negó apoyos para evitar la pérdida de empleos durante la crisis sanitaria y económica provocada por el COVID-19 "está adquiriendo deuda para cumplir sus compromisos políticos".

Al rechazar las consideraciones patronales, la CFE sostuvo que el acuerdo con el sindicato no constituyen "privilegios otorgados" sino que son "derechos adquiridos" y resultado de una lucha histórica de los trabajadores de la empresa estatal.

"De ninguna manera se establece un régimen de privilegios ni distinción alguna que divida a trabajadores de primera y segunda categoría, simplemente se rescatan derechos laborales contemplados en la Constitución", manifestó.

En torno a los señalamientos empresariales de que la reforma de pensiones obligará al Gobierno de México a adquirir deuda pública, la CFE sostuvo que cuenta con recursos suficientes para afrontar el compromiso sin que esto ponga en riesgo la estabilidad financiera, ni de la CFE ni del país.

La empresa eléctrica insistió que en este acuerdo con el Suterm "no existe ningún intento de congraciarse con nadie" y calificó de perversa la afirmación de la Coparmex de que esto lleve fines electorales.