EFECiudad de México

La empresa china Ginlong Solis anunció este viernes que invertirá alrededor de 100 millones de dólares para ampliar su producción de 5 a 20 GigaWatss en productos solares que introducirá en los mercados de Argentina, Chile, Colombia y México, entre otros países de América Latina.

Las ventas globales de productos hechos en China para sistemas solares, entre ellas los inversores que convierten la luz del sol en electricidad en sistemas fotovoltaicos, registraron un crecimiento de entre 15 % al 20 % en el primer semestre de 2021, aseguró la vocera de la empresa para la región, Denisse Rangel.

Igualmente, la multinacional Akso Nobel (Países Bajos) dotó de energía solar a su planta en Monterrey, Nuevo León, lo cual le permitirá ahorros de 80 % en su factura de luz mensual y generar energía limpia a favor del medio ambiente, destacó Rangel.

Juan García, Gerente de Operaciones de Akso Nobel México, reafirmó el compromiso de la compañía a favor de las energías limpias y la adopción de un sistema solar que reducirá emisiones contaminantes, además de optimizar costos y productividad.

"La sustentabilidad es uno de nuestros valores fundamentales y está integrada en todo lo que hacemos. Intentamos liderar nuestra industria al ser pioneros en un mundo de posibilidades y reducir nuestro impacto en el planeta", dijo García.

Parte de la estrategia de Solis está enfocada en crear inversores solares específicos para el mercado latinoamericano, no solo al cumplir con las normativas de cada país, sino con las especificaciones particulares de diferentes proyectos y que la competencia no puede proveer, aseguro Denisse Rangel.

"Estamos buscando ganar cuota de mercado y por ello desarrollaremos soluciones que el resto del mercado no tiene como las trifásicas de bajo voltaje de 220 V", agregó.

Por ello, las dos plantas de Ginlong Solis en la localidad de Ningbo, China, triplicarán su producción por lo que se contemplan inversiones por 100 millones de dólares que servirán para abastecer a diferentes regiones del mundo, con especial atención a Latinoamérica.

Se aumentará presencia en Argentina, Chile, Colombia y México. En Centroamérica y el Caribe se planea aumentar en Nicaragua, Panamá, Costa Rica y República Dominicana.

Una de las nuevas soluciones que se exportarán de China son los sistemas híbridos para almacenamiento de electricidad mediante baterías que permiten al usuario un mayor rendimiento y contar con fluido durante la noche, lo que apoyará a reducir costos.

Rangel aseguró que, tras la pandemia, el aumento de la producción en China está enfocada a abastecer al mercado mundial y en especial al mercado Latino.

Para esta compañía, México, Centro y Suramérica son regiones prioritarias donde el avance de las energías limpias tiene un gran potencial de crecimiento.