EFEMéxico

Cien empresas mexicanas garantizarán a sus empleados a partir del 1 de diciembre un sueldo mínimo mensual bruto de 6.500 pesos (325 dólares) mas otras prestaciones con objeto de disminuir la pobreza en el país.

Esta cantidad es el doble aproximadamente del actual salario mínimo diario de 102,68 pesos (5 dólares) que entró en vigor el pasado mes de enero cuando se aumentó un 16,2 por ciento a propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El grupo Empresas por el Bienestar anunció el incremento salarial para elevar el nivel de vida de los mexicanos que, según datos de 2016, han perdido un 60 por ciento de su poder adquisitivo en los últimos años.

Según cifras oficiales, se estima que el 43,6 por ciento de los mexicanos son pobres con ingresos por debajo del salario mínimo.

"La pobreza en México es un reto que deben enfrentar empresas y gobierno", afirmó Arturo Zapata, director general de Corporación Zapata, durante la conferencia de prensa en la que se anunció la iniciativa.

"Estamos convencidos de que siendo las empresas la fuente principal de generación de riqueza y bienestar en el país, a través tanto del empleo como de los impuestos que generan, podemos aportar aún más, en el terreno de combate a la pobreza", agregó.

El centenar de empresas están ubicadas en diferentes zonas geográficas del país y representan a sectores muy diversos, desde manufactura y servicios hasta transporte y agroindustria.

En los próximos meses Empresas por el Bienestar esperan que se pueda duplicar o triplicar el número de empresas que asuman el compromiso de esta iniciativa.

"En México, al igual que en muchos países del mundo, la sociedad demanda un mayor involucramiento de las empresas, las instituciones y el gobierno, con soluciones innovadoras en la construcción de comunidades más prósperas, más equitativas y en armonía con el medio ambiente", afirmó Horacio Fernández Castillo, presidente ejecutivo de empresas Tajín.

Las empresas estiman que el efecto de la denominada iniciativa de Ingreso por el Bienestar tendrá un impacto económico inmediato en cientos de miles de familias a través de los beneficiados directos, ya que el 46% de los trabajadores formales ganan menos de 6.500 pesos mensuales.