EFEMéxico

Genomma Lab, la principal farmacéutica mexicana, ha adaptado sus estrategias y productos a las nuevas necesidades surgidas de la pandemia de la covid-19 para responder a la demanda de productos de higiene personal.

Con una presencia en 19 países, Genomma Lab es una de las empresas líderes en México de productos de cuidado personal y farmacéutica, explicó este martes Alejandro Bastón, vicepresidente de Relaciones Institucionales y Medios.

La empresa desarrolla, vende y comercializa una amplia gama de productos de marca premium con una extensa red que agrupa a empresas e instituciones que investigan, fabrican y comercializan productos farmacéuticos y dermocosméticos.

La pandemia de la covid-19 ha afectado a Genomma Lab de manera desigual según las categorías de sus productos.

"Algunos bajaron pero ya se están recuperando, mientras otros productos de paracetamol como Next o similares como Aliviar, Naproxeno, vitaminas como Shoot D o Shoot C elevaron la venta, así como los antibacterianos evidentemente", afirma Jorge Brake, Director General de la multinacional mexicana Genomma Lab.

Los productos de cuidado personal y atención a la piel han aumentado las ventas porque el consumidor reforzó la higiene personal y sus cuidados y comenzó a contrastar la calidad de los productos con tendencia a los naturales o el producto isotónico Suerox que hidrata pero no contiene azúcar.

En su plan de expansión para 2021, Genomma Lab inaugurará en Toluca (Estado de México) su primera planta propia en un proyecto que se lleva preparando durante tres años con financiación, entre otros, del Banco Mundial, para fabricar inicialmente medicación sin receta, productos de cuidado personal y antibacterianos.

En el nuevo portafolio, Brake indica que hay dos productos estrella que ya se han lanzado en México y luego se hará a nivel internacional: "Entramos en el mercado de fórmulas infantiles con Novamil y en los cuidados masculinos comenzando con el rasurado con la marca Groomen", concluyó.

Ante las obligadas medidas de sana distancia por la pandemia, Genomma Lab adaptó su Día con Propósito para desarrollar las iniciativas de impacto social, en alianza con más de 60 asociaciones civiles e instituciones de asistencia, durante un periodo de tres meses en vez de concentrar las actividades en un solo día.

Más de 270 voluntarios de 19 países en los que opera Genomma Lab donaron su tiempo y conocimiento para realizar actividades como talleres de nutrición, clases de informática, pláticas sobre la importancia del ahorro, preparación de comidas para personas en situación vulnerable, entre otras.

Además se realizaron aportaciones monetarias a instituciones que trabajan por el cuidado de la salud. Esta acción, que va en línea con el propósito de la compañía, benefició directamente a casi 17,000 personas, desde niñas y niños estudiando desde casa, hasta adultos mayores en asilos.

"Antes de la covid-19 lo hacíamos presencial como renovar parques y jardines, plantación de árboles, ayudas en casos de sismos o inundaciones, visitas a orfanatos, donaciones, colaboración con hospitales", Alejandro Bastón, vicepresidente de Relaciones Institucionales y Medios, responsable del programa de sustentabilidad y voluntariado.

Sin embargo con la pandemia este voluntariado físico no podía continuar y hubo que ser creativos para no suspenderlo y surgió el voluntariado virtual: leer cuentos a niños, clases de Excel e inglés, informática, cocina, nutrición", señala Alejandro Bastón.