EFEMéxico

Las fábricas mexicanas han cuadruplicado su producción de equipo sanitario por la creciente demanda de la pandemia de COVID-19, informó este miércoles la Asociación Mexicana de Industrias Innovadoras de Dispositivos Médicos (AMID).

"Nuestras manos mexicanas han seguido trabajando para apoyar, no solamente a México, sino a América Latina y al mundo entero. Y en este espacio, me siento muy orgulloso de decir que hemos logrado, incluso, triplicar o cuadriplicar la capacidad instalada", declaró Fernando Oliveros, presidente de la AMID.

Con 140.000 trabajadores y 34 empresas agrupadas en la AMID, México es el primer productor de insumos médicos en América Latina y el octavo a nivel mundial.

Aun así, el representante empresarial destacó la importancia de fortalecer el mercado interno, al apuntar que México ocupa el lugar 45 en consumo de dispositivos sanitarios pese a ser la decimocuarta economía.

"Realmente la capacidad de producción y manufactura de México está muy enfocada al mercado externo, todavía hay un 'gap' (brecha) importante en el consumo interno de tecnología de dispositivos médicos", comentó Oliveros.

El líder de la AMID indicó que aún es demasiado pronto para estimar el crecimiento de la industria para este año en México, donde existen 8.000 registros para la fabricación de insumos.

Mientras la producción ha crecido de cinco a 20 veces en insumos relacionados con la pandemia, como ventiladores, cubrebocas y más equipo de protección, otros han bajado ante la suspensión de al menos 200.000 cirugías electivas, comentó.

Además, enfatizó que el brote persiste en México, donde hay casi 155.000 casos confirmados y más de 18.300 muertos confirmados.

"Esto no ha acabado, en el caso particular de México y en el caso puntual de Latinoamérica en general estamos realmente en el punto más álgido de la pandemia", manifestó Oliveros.

El directivo señaló que la demanda mundial equivalente a cinco años se concentró en cinco meses.

Por ello, al inicio de la pandemia hubo una disrupción en las cadenas de valor, reconoció Jordi Fernández, vicepresidente segundo de la AMID y director general de Roche Diagnostics México.

"Varios componentes consumibles de algunos proveedores globales que algunas compañías pueden llegar a tener sí que han tenido esa situación de desabasto, que a su vez ha impactado en posibles cadenas de producción, de equipamiento", aseveró.

Aun así, los representantes de la AMID reiteraron que la industria se ha preparado para satisfacer las necesidades de México pese a la emergencia sanitaria.

"Para estar a tono con las restricciones impuestas y todas las medidas de seguridad, eso lo que ha ocasionado es que hubo que abrir turnos de trabajo adicionales por el tema de la cantidad de gente que puede estar en un mismo lugar", manifestó Alejandro Paolini, director general de Siemens Healthineers.

La AMID presentó el decálogo #RespiremosMéxico en el que hacen 10 propuestas al Gobierno para fortalecer la industria.

Entre ellas están el aumentar la asignación presupuestal para el desarrollo de dispositivos, cooperación de industria y gobierno, aumentar la capacidad del sector, y reconocer la importancia de la manufactura médica.