EFEGuadalajara (México)

Con la creación de cuatro humedales en México y el reto de promover el acceso al agua limpia a un millón de personas para 2030, la Industria Mexicana de Coca-Cola anunció este miércoles su compromiso de combatir el problema del acceso a este recurso y su impacto en el medioambiente.

Con Arca Continental, la segunda embotelladora más grande de Coca-Cola, que cuenta con 50 plantas productoras en 5 países, se han puesto en marcha mejores procesos de embotellado y de tratamiento del agua para regresarla a la naturaleza, afirmó Juan Carlos Barrera, director de región Occidente de Arca Continental.

"Estamos trabajando para (...) generar bienestar para cada una de las comunidades donde operamos y comprometernos en devolver el 100% del agua que empleamos en la elaboración de nuestros productos a la naturaleza", aseguró.

Barrera presentó a los medios de comunicación los proyectos de sustentabilidad y la reciente iniciativa "El amor multiplica", en una gira por la planta embotelladora "Las fuentes" de Zapopan, Jalisco (oeste de México), la más grande de las 19 plantas que Arca Continental tiene en EEUU, Perú, Ecuador, Argentina y México.

Pedro Hernández, director Técnico y de Suministro de Arca Continental, explicó que parte de sus prioridades de sustentabilidad está en los proyectos para la creación de humedales basados en la naturaleza, reforestación y cosecha de agua, además de manejo y conservación de cuencas hidrológicas.

Detalló que trabajan en lograr cero descargas a los cuerpos de agua superficial y en el tratamiento de toda el agua que es utilizada en las plantas de embotellado.

Tan solo en la planta de "Las fuentes" son tratados 1,3 millones de litros de agua diarios que son regresados con 99 % de limpieza.

Héctor Garza, gerente de Producción de dicha planta, indicó que trabajan en mejorar los procesos de limpieza y transporte de las botellas para aumentar la eficiencia en el uso del agua.

De 2004 a 2019 en las 75 plantas embotelladoras en México ahorraron más del 30 % del agua utilizada, es decir, que ahora usan 1.56 litros de agua por cada litro de bebida y la meta para 2050 es sumar otro 15 % de ahorro.

Además han logrado reducir el uso de este líquido al eliminar los enjuagues por soplado en línea, con la implementación de la lubricación en seco de transportadores de embotellado, y la colocación de instaladores de lámparas UV para favorecer el tratamiento del agua.

HUMEDALES PARA FILTRAR AGUA

Garza explicó que Arca Continental, junto a la Industria Mexicana de Coca-Cola, ha invertido 170 millones de pesos (8,5 millones de dólares) en la creación de 4 "humedales basados en la naturaleza" con un sistema de flora que trata las aguas grises y negras para su reaprovechamiento como agua limpia en proyectos productivos.

"Esto cumple con los 3 temas de la sustentabilidad: que es bueno para la gente, bueno para el medio ambiente pero también genera una ganancia económica y eso es un aliciente para que este proyecto se siga perpetuando", dijo.

El primer humedal en operación en México está en el poblado de Cihuatlán, en la costa sur de Jalisco, con 42 millones de pesos (2,1 millones de dólares) de inversión y con el que se tratan 3 millones de litros al día con un beneficio para 18.000 personas a muy bajo costo, lo que "lo hace sostenible en el tiempo", añadió.

Recalcó que desde hace algunos años implementaron el proyecto de 21 sistemas de captación de lluvia en Jalisco, Nuevo León y Sinaloa para que las comunidades y las escuelas tengan acceso a agua limpia.

Otro de los proyectos que ha dado resultado es el de reforestación y cosecha de agua. En Nuevo León han sido restauradas 130 hectáreas de bosque y con ello se mejoró la infiltración de los mantos acuíferos que abastecen 60% de la superficie de la ciudad de Monterrey, indicó.

Coca-Cola se estableció en México hace más de 95 años y hoy cuenta con 8 grupos embotelladores, entre ellos Arca Continental, con 75 plantas embotelladoras y 350 centros de distribución.