EFEMéxico

Hay una "falta de criterios claros" en la implementación del veto a las bolsas en la Ciudad de México que entró en vigor el pasado 1 de enero, dijo este viernes en entrevista con Efe el presidente de la Sección de Fabricantes de Bolsas de la Asociación Nacional de la Industria de Plásticos (Anipac) de México, José del Cueto.

Durante el primer mes de este año, reveló Del Cueto, las ventas disminuyeron un 30 %, con unas pérdidas del orden de 2.000 millones de pesos (unos 106 millones de dólares), una tendencia muy por encima de las previsiones de 500 millones de dólares de afectación proyectadas por la asociación para todo el año.

"El problema ha sido lo mal que se ha implementado la prohibición: la falta de la norma de productos compostables, la falta de criterios claros por parte de la Secretaría de Medioambiente. De pronto te dicen que las bolsas de rollo para frutas y verduras para esto sí, para esto no. Pero no hay un criterio claro", ejemplificó.

El empresario explicó que las únicas bolsas permitidas en la capital son las compostables -que puede ser degradado por la acción de organismos biológicos- pero que no les "acaban de aclarar" los requerimientos de esas bolsas, por lo que una vez creada la prohibición "la norma se quedó atorada".

"Llevamos seis meses que el diálogo con las autoridades de Ciudad de México está siendo completamente infructuoso", protestó Del Cueto antes de señalar que los industriales han hecho "muchas propuestas" pero no les han tenido muy en cuenta.

Esas propuestas pasan, además de por las bolsas compostables, que, aclaró el empresario, presentan un problema de escasez de material, por otras alternativas como las bolsas de plástico reutilizables.

Esta es una opción "clara y probada" en otros países y "en el caso de California (EE.UU) redujeron casi el 80 % el consumo de bolsas", aseveró.

"Sería una bolsa mucho más resistente, reutilizable, que podría competir con las bolsas reutilizables de polipropileno que están trayendo de China, que cuestan 17 pesos (0,9 dólares). Estaríamos hablando de una bolsa reutilizable que dure 50 veces, con mucho menor impacto ambiental y que cueste dos pesos (0,11 dólares)", indicó.

Ciudad de México no es el primer territorio del país en prohibir las bolsas de plástico, ya que hasta otros 16 estados han hecho modificaciones legales contra este objeto, aunque el escenario fue distinto, argumentó el representante de la Anipac.

"Lo que ha pasado es que en otros estados muchas veces son prohibiciones municipales o son ciertas restricciones estatales que hablan de bolsas que sean o reutilizables o biodegradables, o que tengan contenido biobasado o de material reciclado. Pero no están prohibidas, sino que hay ciertas restricciones que exigen ciertas cosas", explicó.

El siguiente paso en esta batalla legislativa podría ser una normativización a nivel federal, lo que a ojos de Del Cueto daría "mayores garantías" tanto a la industria como a la sociedad mexicana.

"Hemos estado hablando con el Senado y creemos que la gente a nivel federal no toma estas decisiones tan a la ligera y están pensando en hacer algo integral y más sustentado en temas de reutilización, reciclaje y compostaje. Pero pensando más bien en una economía circular y no solo en una prohibición de un producto que está de moda prohibir", enfatizó.