EFEMéxico

La iniciativa de subcontratación que firmó este jueves el presidente de México, Andrés Manuel López Obrado, tal como está planteada, desalienta la creación de empleos y pone en riesgo miles de puestos de trabajo, señaló este jueves el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

La iniciativa, que será enviada al Congreso mexicano, prohíbe la subcontratación del personal, modifica la contratación de servicios especializados y endurece castigos a empresas por violar la ley, entre otros puntos.

En un comunicado, el CCE dijo que "tal como está planteada, la propuesta desalienta la creación de empleos y pone en riesgo miles de puestos de trabajo, lo que agravaría la frágil situación económica del país debido al escaso crecimiento y los efectos de la pandemia de covid-19".

Recordó que, durante 2019, el propio CCE y los organismos que lo conforman participaron en un parlamento abierto llevado a cabo por el Senado mexicano para la discusión de una eventual reforma en materia de subcontratación y se estableció un diálogo directo con las autoridades correspondientes, que asumieron el compromiso de trabajar en conjunto en la futura iniciativa.

"Pero este acuerdo se rompió: la iniciativa presentada no fue consultada y no respeta el consenso alcanzado en el Senado", acusó el CCE.

La cúpula empresarial dijo que "la subcontratación irregular, que no cumple con la ley vigente, y priva a los trabajadores de sus derechos, debe erradicarse".

Sin embargo, "una regulación altamente restrictiva conllevaría inevitablemente efectos nocivos en la economía: no sólo se perderían empleos, también se pondrían en riesgo los ingresos por exportaciones", ya que sectores como la industria automotriz, la aeroespacial, la electrónica y el sector minero, hacen un uso extensivo de esta forma de contratación legal.

Destacaron también que la figura de la subcontratación "permite a las empresas acceder a personal calificado, de forma inmediata".

Por ello, llamaron a los diputados mexicanos a establecer un nuevo proceso de parlamento abierto, "en el que el sector privado pueda expresar sus puntos de vista y preocupaciones sobre esta iniciativa" y se puedan hacer las adecuaciones pertinentes para evitar daños mayores al empleo de millones de mexicanos.

Este jueves, López Obrador presentó y firmó una iniciativa de reforma "para poner orden" en el 'outsourcing' o subcontratación.

El presidente denunció que la subcontratación se usa como una forma de defraudación fiscal que, además, afecta los derechos de los trabajadores.

En su turno, la secretaria del Trabajo y Previsión Social de México, Luisa María Alcalde Luján, indicó que esta reforma resolverá el problema del empleo temporal.

El documento busca además controlar el subregistro, el despido de trabajadores en diciembre y la afectación a Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El mandatario mexicano confió en que los legisladores aprobarán la propuesta y dijo que "ojalá se pueda hacer pronto para evitar estos abusos".

También este jueves, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, afirmó que México ha recuperado ya casi 7,5 millones de empleos perdidos por la pandemia, de los que más de 7 millones son del sector informal y el resto del formal.

Mientras que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que la economía mexicana recobró 200.641 empleos formales en octubre, su mayor recuperación laboral tras haber perdido más de 1,1 millón por la crisis de la covid-19.