EFEMéxico

El polémico inversionista Carlos Cabal Peniche abandonó este martes Interjet en medio de roces del Gobierno mexicano por el adeudo fiscal de la aerolínea, una de las cuatro más grandes del país.

"Cabal Peniche decidió retirar su participación en esta empresa, lo cual no afectará los proyectos de capitalización para hacer frente a la reestructuración de la aerolínea", informó la compañía aérea en un comunicado.

Interjet había anunciado apenas en julio una inyección de 150 millones de dólares de Cabal Peniche y del empresario Alejandro del Valle para reforzar la estructura interna y el plan de operaciones de la empresa del Grupo Alemán, de la familia del expresidente Miguel Alemán (1946-1952).

La inversión de Cabal Peniche causó controversia porque él estuvo acusado de beneficiarse del rescate del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa) del Gobierno mexicano en los años 90 y estuvo encarcelado tres años en Australia desde 1998.

Horas antes de revelarse su salida, la jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, denunció en una rueda de prensa que la aerolínea tiene un adeudo desde 2013 por retención de Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto Sobre la Renta (ISR).

"Los bienes que tienen no alcanzan a cubrir los adeudos, por eso necesita una capitalización, por eso hemos sido muy pacientes y muy prudentes porque somos empáticos con todos los trabajadores", declaró la encargada del fisco mexicano.

La situación financiera de Interjet despierta interés desde febrero pasado, cuando la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) reportó que adeudaba más de 3.000 millones de pesos (más de 140 millones de dólares) a diversas instancias federales.

La aerolínea tachó de "imprecisa" la información, al asegurar que ha realizado pagos pendientes de manera oportuna y en abril confirmó un acuerdo con el SAT.

Pero Buenrostro argumentó este martes que el "único acuerdo" es que Interjet debe pagar.

"Hemos estado de acuerdo en que ellos nos paguen, porque siempre nos han dicho que nos van a pagar, entonces ahí sí estamos de acuerdo. Si el acuerdo es que nos van a pagar, sí hay acuerdo, eso es lo único, el saber cómo es lo que falta", aseveró.

La aerolínea afrontó la semana pasada otros conflictos con el Gobierno de México.

Un juez admitió una demanda civil de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), compañía del Estado mexicano, en contra de Interjet por el impago de combustible.

Asimismo, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) emitió una alerta formal en la que advierte del riesgo de comprar viajes con la aerolínea por la cancelación de vuelos.

Además, la Secretaría de Gobernación (Segob) estableció una mesa de diálogo para que los directivos acordaran con los trabajadores de la aerolínea el pago de salarios tras protestas en aeropuertos de Ciudad de México, Cancún y Monterrey.

Al participar en la Cumbre de Negocios, el presidente del Grupo Alemán, Miguel Alemán Magnani, prometió este lunes que dentro de las próximas semanas se cerrarán las negociaciones.