EFEMéxico

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, abrió este martes su nuevo informe de Gobierno destacando el crecimiento del 2 % de la producción agropecuaria del país en 2020, año en que la economía mexicana cayó 8,2 % por la pandemia de covid-19.

López Obrador atribuyó el crecimiento a los estímulos de su Gobierno a pequeños productores y al tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que entró en vigor el 1 de julio de 2020.

"Tanto por estos estímulos como por los créditos de la banca pública y privada, pero sobre todo por el acceso al mercado de Estados Unidos, la producción agropecuaria del país a pesar de la pandemia se incrementó en 2020 en 2 % en comparación con el año anterior", subrayó en los primeros minutos de su intervención.

El mandatario hizo una "mención especial" al programa social Sembrando Vida "por tratarse del esfuerzo más grande de reforestación en el mundo".

"En esta importante labor trabajan 420.000 campesinos que reciben un jornal de 5.000 pesos mensuales (unos 245 dólares) para plantar árboles frutales o maderables en sus parcelas", recordó en su repaso trimestral a la acción de Gobierno.

López Obrador reveló que ya se han sembrado "700 millones de plantas y se llegará a 1.000 millones de arbolitos para cubrir una superficie de un millón de hectáreas en 20 estados del país".

También mencionó "un aumento en el volumen de captura" pesquera en 2020, al tiempo que "se entregaron apoyos directos en efectivo a 200.000 pescadores de escasos recursos".

"Destacan las acciones destinadas a rescatar el campo y a sus pobladores. Ahora los campesinos más pobres, sean ejidatarios, comuneros o pequeños propietarios, reciben apoyo para sembrar, se les entregan fertilizantes de manera gratuita y se benefician con precios de garantía en maíz, frijol, trigo, arroz y leche", reiteró.

El presidente mexicano sorprendió al arrancar su discurso con una mención, en sus primeros minutos, al sector primario.

Este fue el tema que tocó tras un breve repaso inicial a sus políticas contra la corrupción que, dijo, han permitido al Ejecutivo "hacer más con menos" y por sus programas sociales.

"La fórmula de gobernar con honradez y austeridad funciona incluso en circunstancias de crisis y a pesar de la nefasta herencia que recibimos del periodo neoliberal", defendió.