EFEMéxico

El Gobierno mexicano realizará "probablemente" una cuarta subasta de energía eléctrica a largo plazo, pero distinta a las tres de la administración federal anterior y enfocada en las líneas de transmisión, anunció este miércoles la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

"Quien venga a invertir va a encontrar la garantía de que se va a despachar su electricidad. ¿Vamos a hacer una cuarta subasta? Sí. Probablemente sí. Lo más inmediato que se pueda y dependemos de la transmisión. Y esas subastas no van a ser iguales", declaró la funcionara sin precisar fechas.

Nahle defendió la suspensión de las subastas eléctricas y la política energética del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, durante su intervención en el evento "Energy Meet Point: Innovación que impulsa al sector energético" en Ciudad de México.

El 4 de diciembre del año pasado, a unos días de iniciar su gestión, el Gobierno del mandatario Andrés Manuel López Obrador suspendió el fallo del concurso, previsto para el 18 de diciembre, para revisar "los objetivos y alcances" de la subasta de largo plazo.

A pesar de esa decisión, la secretaria de Energía aseguró este miércoles que las tres subastas realizadas durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) cuentan con el "respaldo" de la actual administración.

"Este es un Gobierno serio, como lo he mencionado, y vamos a cumplir los compromisos que dejó el Gobierno anterior, conforme están terminando sus parques, sus instalaciones, entran al sistema e inmediatamente el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) empieza a despachar su electricidad", expuso.

La secretaria reiteró que el Gobierno federal suspendió la cuarta subasta porque tienen una línea de transmisión "saturada", por lo que este año han estado "muy ocupados" en crecer la red a distintas zonas del país.

Precisó que ya se han instalado 76 % de las infraestructuras pactadas tras la primera subasta y 73 % de la segunda, pero que del tercer concurso "todavía no se instala nada".

"Actualmente tenemos 108.018 kilómetros de líneas de transmisión en todo el país. Esto es un dato de los primeros meses de este año, esto equivale solamente al 0.9 % más de líneas de lo que se tenía en 2017, por eso hay un desbalance, porque se dieron permisos, muchísimos de generación", detalló.

La funcionaria federal también argumentó que el Gobierno anterior envió a los inversionistas a lugares con líneas de transmisión inadecuadas y "donde los problemas sociales no estaban resueltos", por lo que durante estos meses han revisado a los estudios de impacto social.

Además de la subasta, Nahle informó que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) analiza una segunda fase de la Central Nuclear de Laguna Verde, en el estado oriental de Veracruz, un proyecto que está contemplado desde la administración pasada para garantizar el suministro de energía eléctrica.

Añadió que el 23 % de la energía producida en México proviene de energías renovables, una proporción que esperan subir al 35% para 2024 para cumplir "los compromisos internacionales" que tiene el país.

Por otro lado, Nahle aseveró que el "tiempo le dio la razón" al Gobierno mexicano para construir la nueva refinería Dos Bocas, en el suroriental estado de Tabasco, ante crisis internacionales como el ataque a dos plantas de Arabia Saudí, que causaron un alza temporal del precio internacional del petróleo.