EFEMéxico

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pidió este martes un "gran convenio nacional" para enfrentar la crisis económica generada por el coronavirus en México, que suma actualmente 2.439 casos y 125 fallecidos.

"Debemos suscribir un gran convenio nacional entre gobierno, empresarios, trabajadores y sector social para lograr transitar los siguientes noventa días", apuntó este organismo cúpula del sector empresarial.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó el pasado domingo un plan de reactivación económica centrado sobre todo en la generación de empleos y en las ayudas a las clases más desfavorecidas, lo que generó muchas críticas en el empresariado, que lamentó que sus propuestas no fueron tomadas en cuenta.

En medio de la paralización de actividades no esenciales y tras decretarse la emergencia sanitaria hace una semana, el CCE reiteró este martes en un nuevo documento una serie de propuestas para facilitar la supervivencia del sector privado en los próximos noventa días, que consideran cruciales.

El objetivo es proteger el empleo, los salarios y sentar las bases para una "recuperación inmediata", evitando además la crisis de liquidez de las empresas paralizando cobros.

Por ello, pidió la creación de un Consejo Económico Permanente que actúe "coordinadamente" entre gobiernos, trabajadores, sector privado y sector social.

En materia de salud, instó a que empresas apoyen con equipos médicos y al paro de sectores en coordinación con Estados Unidos y Canadá, a fin de evitar la expansión de contagios.

En términos económicos, pidieron un programa de 90 días para asegurar el empleo y evitar que empresas caigan en la insolvencia.

"No tiene sentido despedir a trabajadores por el costo de liquidación. (...) Sin embargo, si no se resuelve la crisis de liquidez se perderán los empleos por insolvencia", indicó el CCE.

Para el 30 de abril -cuando se cumple el paro de actividades no esencial- la patronal animó a llevar a cabo un programa de vacaciones pagadas en sectores no esenciales.

Y en sectores críticos -como la aviación o la hostelería- "diferir el pago del ciento por ciento de las contribuciones a la seguridad social, sin condonación".

Además, instó a apoyar a micro, pequeñas y medianas empresas con fondos públicos.

Para mayo y junio, el CCE pidió ayudas directas para las empresas que se sumen al compromiso de mantener "empleo y salarios" al 100 % durante 60 días, y revisar conjuntamente qué sectores pueden volver a operar.

Además, instó a diferir el pago de impuestos y a la seguridad social, y diferir otras contribuciones a lo largo de doce pagos en 2021, entre otras propuestas.

ESTIMACIONES ECONÓMICAS

Para reactivar la economía, el CCE apostó por una programa de infraestructura público-privada, mayor inversión en energía y un "agresivo" programa de exportaciones.

Consideró que con estas medidas el PIB podría situarse en un rango de entre 0 % y -2,5 %, generando unos 300.000 da 400.000 desempleos.

En cambio, si no se aplican estas medidas la caída será mucho más drástica -entre el -7 % y el -10 % del PIB- se perderán al menos 800.000 puestos de trabajo y el tipo de cambio del peso se mantendrá en mínimos históricos de 25 unidades por dólar.

"Si se pone en marcha este plan de inmediato y se le da seguimiento de manera eficaz y coordinada, se podrá transitar con éxito por la crisis que representará la pandemia", concluyó.