EFETeherán

El Ministerio iraní de Asuntos Exteriores restó importancia hoy al cese de Rex Tillerson como secretario de Estado estadounidense, que calificó como "un asunto interno", pese a que la postura de Washington respecto a Irán puede endurecerse.

"Tales remodelaciones en la Administración (del presidente estadounidense, Donald) Trump, incluidos los despidos, no son nada nuevo", estimó el portavoz de Exteriores, Bahram Qasemí, según la agencia oficial IRNA.

No obstante, el portavoz indicó que el enfoque que adopte el Departamento de Estado norteamericano es "importante" para Irán y que por ello tomarán "medidas apropiadas".

Trump despidió ayer abruptamente a Tillerson para sustituirle por el director de la CIA, Mike Pompeo, con el fin de rodearse de aliados incondicionales de cara a su próxima cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

Al respecto, Qasemí expresó que Irán apoya estas negociaciones con Corea del Norte pero consideró que Estados Unidos ha demostrado que no es un socio en el que se pueda confiar.

Trump ha amenazado con abandonar el acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Irán y seis grandes potencias si no se imponen mayores restricciones a Teherán, incluido a su programa de misiles balísticos.

Este tema conllevó tensiones entre el presidente y Tillerson, favorable a mantener en pie el citado pacto internacional.

"No estábamos de acuerdo en muchas cosas. Por ejemplo, el acuerdo con Irán, yo creo que es terrible, y parece que él pensaba que estaba bien", dijo ayer Trump a los periodistas.

El presidente adelantó que tiene "una forma de pensar similar" a la de Pompeo.