EFENaciones Unidas

El presidente palestino, Mahmud Abás, abrió la puerta a abandonar la solución de "dos Estados" para Palestina e Israel si este último país "se sigue atrincherando en la realidad de un estado de apartheid", según dijo este viernes en su discurso en la Asamblea General de la ONU.

Si las cosas continúan así -dijo- "nuestro pueblo palestino y el mundo entero no tolerarán tal situación y las circunstancias sobre el terreno llevarán inevitablemente a imponer derechos políticos plenos e iguales para todos (israelíes y palestinos) en la tierra de la Palestina histórica, dentro de un solo Estado".

Abás dio una especie de ultimátum a Israel, "el poder ocupador (que) tiene un año para retirarse del territorio palestino", en una intervención grabada desde su despacho, donde colgaban cuatro mapas que mostraban la progresiva ocupación del territorio palestino hasta quedar este reducido al 12 % total, bajo el "unilateralismo israelí" en 2020.

Abás dijo estar "listo para trabajar en la delimitación de las fronteras y resolver todos los problemas sobre el estatus final", pero advirtió que si eso no ocurre acudirá a la Corte Internacional de Justicia para que se pronuncie "sobre la legalidad" de la ocupación y las "obligaciones relevantes" de la ONU y la comunidad internacional.

El dirigente previamente pidió al secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, que convoque una conferencia internacional de paz y dé los pasos necesarios para "desarrollar un mecanismo de protección" para el pueblo palestino en las fronteras del territorio, incluyendo el Este de Jerusalén.

Por otra parte, reiteró que la Organización de Liberación Palestina es "el único representante legítimo" de los palestinos y expresó su compromiso con la realización de elecciones legislativas y presidenciales "tan pronto como se garantice llevarlas a cabo en Jerusalén".

"Déjenme declarar que no cancelamos las elecciones (del pasado 22 de mayo), solo las pospusimos porque no podíamos celebrarlas en Jerusalén", señaló, defendiendo la creación de un Gobierno de unidad hasta entonces y reafirmando que en los "próximos meses" habrá elecciones municipales, para los sindicatos y las universidades.

Asimismo, aseguró que mantiene "un diálogo constructivo con la Administración de EE.UU. para reanudar las relaciones palestino-estadounidenses" tras criticar a los países que "dicen que comparten valores con Israel" y que, a su juicio, han contribuido a que Israel "rechace y viole todas las resoluciones de la ONU".

"Me pregunto qué impide a los países que reconocen a Israel reconocer al Estado de Palestina, ya que apoyan la solución de dos Estados", dijo.

Abás reivindicó que los palestinos defenderán su "existencia e identidad" y denunció repetidamente que el Gobierno de Israel lleva a cabo políticas de "discriminación racial y limpieza étnica" contra su pueblo cuando se cumplen 73 años desde la "Nakba", el inicio del exilio, y 54 desde la ocupación del resto del territorio.