EFEJerusalén

Los datos de las encuestas a pie de urna revisadas de tres de los principales canales de televisión israelíes reducen los escaños del Likud de Netanyahu y fortalecen a la Lista Unida, que representa a la minoría árabe israelí.

Las nuevas cifras, que siguen sin incluir el voto ya escrutado y corresponden solo a sondeos realizados hoy, rebajan las expectativas del Likud, cuyo centro de celebración se encuentra a cerca de las 02.00 horas de la madrugada (hora local, 23 GMT) sin apenas seguidores y aún a la espera de que comparezca Netanyahu para evaluar los resultados.

La televisión estatal Kan informó de que sus sondeos rebajan al Likud a 31 escaños, frente a los 32 que obtendría el opositor Azul y Blanco, encabezado por Beny Gantz.

La Lista Unida, de mayoría árabe, subiría a los 13 diputados mientras que el partido de Lieberman, Israel Nuestro Hogar, sacaría 9, los mismos que el ultraortodoxo sefardí Shas y uno más que el ultraortodoxo ashkenazí Judaísmo Unido de la Torá.

El canal 13 prevé también 32 para Gantz y deja a Netanyahu con 30, aumentando a 15 diputados la representación de la Lista Unida y a 9 al ultraortodoxo sefardí Shas y 8 a Lieberman.

Según este recuento, el bloque de la derecha-religiosos se haría con 53 escaños y la unión de los partidos de centro, izquierda y árabes llegaría a los 59, a dos de la mayoría simple de los 120 escaños que tiene la Knéset (Parlamento).

El sondeo del canal 11 arroja resultados similares: 32 para Azul y Blanco, 31 para el Likud, 13 para la Lista Unida y 9 para Israel Nuestro Hogar.

Mientras continúan publicándose sondeos, los datos de voto escrutado avanzan con extrema lentitud y cuatro horas después del cierre de urnas el Comité Electoral Central solo ha difundido cifras con el 0,07% escrutado, que no son representativas.

En el centro electoral establecido por Azul y Blanco cunde la alegría, pero se expresa con cautela, mientras que en el del Likud abundan las caras de preocupación, aunque sus seguidores defienden que las encuestas a pie de urna se equivocan a menudo y no son significativas.