EFEAdís Abeba

El jefe de Estado de Egipto, Abdelfatah al Sisi, nuevo presidente de turno de la Unión Africana (UA), prometió hoy continuar las reformas de la organización y centrarse en apoyar a los desplazados internos y los refugiados.

"Debemos revisar la UA para seguir cumpliendo las expectativas de los africanos y seguiremos construyendo sobre los éxitos que se han logrado hasta el momento", dijo Al Sisi durante la ceremonia de clausura de la XXXII Cumbre Ordinaria de la UA en Adís Abeba.

El mandatario egipcio se mostró optimista con respecto a la integración africana y destacó que se luchará contra el terrorismo y el extremismo, además de tratar el tema central para la organización panafricana este 2019: los refugiados.

"Durante muchos años, África ha recibido a más de una cuarta parte de los refugiados y solicitantes de asilo en todo el mundo y a un gran número de desplazados internos", explicó Al Sisi en una rueda de prensa tras la clausura de la cumbre, que empezó este domingo.

El nuevo presidente de la UA achacó esta situación a los conflictos armados, el terrorismo, las crisis políticas y el impacto del cambio climático y definió esas cuestiones como "los desafíos diarios de los africanos".

El presidente de la Comisión de la Unión Africana (secretariado de la UA), Moussa Faki Mahamat, coincidió con Al Sisi al considerar el terrorismo y el extremismo una "amenaza creciente" en el continente y subrayó que el líder egipcio cuenta con la "experiencia" para afrontar ese problema.

En el terreno de la seguridad, los mandatarios africanos acordaron acelerar los esfuerzos para resolver el conflicto en Libia y convocar este año en Adís Abeba una conferencia internacional de paz y conciliación bajo los auspicios de la UA y la ONU.

Al Sisi clausuró hoy la reunión después de recibir este domingo la presidencia temporal de la UA de manos de su homólogo ruandés, Paul Kagame.

Jefes de Estado y de Gobierno se dieron cita estos dos días en la capital etíope para tratar temas de la agenda de la UA, como los refugiados internos, la migración o la creación de un pasaporte africano.

Bajo el lema "Hacia soluciones duraderas en los desplazamientos forzosos en África", el continente pretende afrontar esta crisis.

La Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR) pidió hoy a los gobiernos africanos más protección y apoyo para los refugiados, independientemente de su situación legal o la razón por la que abandonan sus hogares.

África Subsahariana alberga más de 18 millones de personas desplazadas, según la FICR, una cifra que la Agencia de la ONU para Refugiados (ACNUR) eleva a 25,4 millones, un 26 % de todos los refugiados del mundo.

Los conflictos y crisis han provocado el desplazamiento de millones de personas en República Centroafricana, Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Burundi, mientras los desastres naturales empujan a esta situación en países como Kenia, Somalia, Etiopía y Uganda.

En la agenda de la UA para este año también se encuentra la implementación del Tratado de Libre Comercio Africano (AfCFTA), el cual entrará en vigor en cuestión de semanas, ya que cuenta con el apoyo de un número suficiente de países como para que sea ejecutable.

Este acuerdo busca fortalecer los fragmentados mercados africanos para competir en el escenario internacional junto a otros grandes bloques y afecta a 1.200 millones de personas con un producto interior bruto (PIB) combinado de más de 2 billones de dólares.

Según la UA, el tratado incrementará el comercio interno regional por valor de unos 35.000 millones de dólares al año, lo que para 2022 supondría un aumento del 52 % y un descenso de las importaciones externas de unos 10.000 millones de dólares.

Mahamat destacó que, durante la cumbre, los líderes africanos deliberaron sobre las reformas que debe continuar la organización y acordaron evaluar su presupuesto ordinario y su fondo destinado a promover la paz, lo que consideró un "progreso notable".

En el proceso de reforma figura la adopción de un pasaporte africano, que lleva más de dos años en la agenda de la UA y que, cuando entre en vigor, permitirá a los ciudadanos de los 54 países del continente viajar por él sin necesidad de visados.

Además de elegir al nuevo presidente de turno de la UA, en la cumbre también se nombró a tres vicepresidentes: el jefe de Estado de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa; el de República Democrática del Congo, Félix Tshisekedi; y el de Níger, Mahamadou Issoufou.

Omer Redi