EFEBerlín

Alemania anunció este miércoles que a partir del 1 de diciembre va a endurecer las actuales restricciones para contener el coronavirus y prolongarlas hasta principios de enero, aunque relajará algunas durante las navidades.

La canciller alemana, Angela Merkel, explicó en rueda de prensa el acuerdo que alcanzó después de siete horas de negociación con los jefes de Gobierno de los 16 estados federados en el día en el que se registró la máxima cifra de fallecidos por covid en el país, con 410 muertos en 24 horas.

"Debemos seguir trabajando para reducir los casos y por eso tenemos que endurecer las medidas", explicó la canciller tras recalcar que "la situación no permite retirar las restricciones" a la vida social y la actividad económica.

El actual paquete de medidas, en vigor desde el 2 de noviembre y previsto en principio para este mes, sólo han logrado un "éxito parcial", se ha frenado el crecimiento exponencial, pero el número de nuevos casos diarios se ha estabilizado en un nivel "demasiado alto", indicó la canciller.

El "objetivo" sigue siendo que la incidencia acumulada en siete días caiga por debajo de los 50 casos por cada 100.000 habitantes. Actualmente la media nacional se acerca a los 150, con 63 distritos, entre ellos Berlín, por encima de los 200.

MERKEL PIDE "DE NUEVO UN ESFUERZO"

Merkel pidió por eso "de nuevo un esfuerzo" a los alemanes de cara a las próximas semanas y aludió al récord de muertos de este miércoles para recordar que "hay vidas que están desapareciendo demasiado pronto".

Preguntada al respecto, la canciller evitó poner fecha al fin de las restricciones, tras señalar que por el momento fijan su hoja de ruta hasta principios de enero.

"Ya veremos. No lo puedo prometer. Hemos visto lo costoso que es aplanar la curva. Estamos contentos de estar en una meseta, pero no es nada más. Esto no es en absoluto una señal de fin de la alarma", aseguró.

Bares y restaurantes, teatros, cines, museos, spas y gimnasios seguirán como hasta ahora cerrados, mientras que se empieza a limitar el aforo de los comercios a un cliente por cada 10 metros cuadrados (en grandes superficies, a uno por cada 20 metros cuadrados).

El Gobierno alemán prolongará consecuentemente las ayudas que aprobó para compensar las pérdidas derivadas de las restricciones de noviembre -de hasta el 75 % de los ingresos en diciembre de 2019-, para las que pretende destinar entre 15.000 y 20.000 millones de euros.

El turismo sigue prohibido, las mascarillas son obligatorias en los lugares públicos concurridos y se recomienda el trabajo desde casa, así como limitar los contactos "al mínimo imprescindible". Además se reduce el número máximo de personas en una reunión de diez de dos hogares a cinco de dos hogares (pero los menores de 14 no cuentan).

Los colegios continúan abiertos. No obstante, en algunos lugares con mayor incidencia acumulada se obligará a los mayores de 12 años a llevar mascarillas también en dentro de las aulas. Si la situación se agrava, también se ha previsto instaurar la educación híbrida (presencial y remota) en institutos y universidades.

NAVIDADES CON RESTRICCIONES

Merkel, tras reconocer que navidades son unas fechas especiales, indicó que se permitirán ciertas excepciones entre el 23 de diciembre y el 1 de enero, elevando a diez el número máximo de las reuniones (donde los menores de 14 años no cuentan). Además, se va a solicitar a las instituciones cristianas que eviten las "grandes celebraciones".

Atendiendo al diferente impacto en cada "Land" se permitirá que las autoridades regionales puedan endurecer o relajar las medidas, pero son de momento mayoría los territorios que muestran una incidencia de la pandemia superior al objetivo de 50 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes en un período de siete días.

Se establecerá un umbral de 200 nuevos contagios por 100.000 habitantes como medida para decidir si se introducen medidas aún más restrictivas para impedir que haya de nuevo un crecimiento exponencial de los casos.

Además de registrar este miércoles un nuevo máximo de víctimas mortales por o con el covid-19, con 410 fallecimientos en 24 horas, Alemania contabilizó 18.633 nuevos contagios, según el Instituto Robert Koch (RKI), lejos del máximo absoluto de 23.648 casos del viernes pasado.

El total de contagios se eleva así a 961.320, de los cuales se estima que 656.400 son pacientes recuperados, mientras que el de fallecidos asciende a 14.771.

Juan Palop