EFEMéxico

El exmandatario colombiano Andrés Pastrana fue elegido este viernes nuevo presidente de la Internacional Demócrata de Centro (IDC) en la Ciudad de México, en sustitución del político italiano Pier Ferdinando Casini, quien ocupó casi diez años el cargo.

"Esperamos que la organización continúe su camino de crecimiento e influencia en la vida internacional. Hay temas fundamentales en el que seguiremos planteando inquietudes como el medio ambiente, la lucha contra el populismo, la corrupción o el terrorismo", dijo Pastrana, perteneciente al Partido Conservador Colombiano (PCC).

En su primer discurso a los medios como presidente de la IDC, Pastrana resaltó también la importancia de dar "énfasis" a la mujer y a la juventud tanto en el foro como en la vida política, e hizo especial hincapié en la lucha contra el "enemigo común" del narcotráfico.

"La lucha contra el narcotráfico es de todos, no solo de la fuerzas armadas, es de la sociedad civil y de los periodistas", aseveró Pastrana, quien explicó que el negocio de las drogas sirve para financiar grupos terroristas como Al Qaeda o el Estado Islámico (EI).

"Es por ello que tenemos que llamar la atención al mundo, que no es sólo un problema de Colombia o México. El negocio de drogas es el más rentable de la humanidad, y esta plata no la tiene ni el campesino colombiano ni el mexicano", sentenció el político, quien fue secuestrado en 1988 por miembros del Cártel de Medellín de Pablo Escobar.

Sobre el encuentro de dirigentes de 76 partidos políticos de todo el mundo en la sede nacional del conservador Partido Acción Nacional (PAN) en la capital mexicana, dijo que había sido "muy fructífero para la organización".

Entre sus principales puntos, destacó que se acordó reformar el estatuto para poder involucrar más partidos de otra regiones, y agradeció que la dirección quedara en manos de un latinoamericano.

El presidente saliente describió a Pastrana como un "gran amigo y hombre" que sirve los ideales de la organización.

Asimismo, alabó el mensaje del papa Francisco en su actual visita a América Latina al poner atención sobre temas "fundamentales" como la dignidad humana, la lucha contra la pobreza o la protección a los débiles.

"Son las cuestionas básicas, el centro de nuestro compromiso y que traté de desarrollar en estos 10 años como presidente. Son los puntos fundamentales del mandato encomendado a Pastrana", sentenció Casini.

Además del presidente de la IDC, también se eligió a la nueva dirección ejecutiva de la asociación, integrada por 15 vicepresidentes, representantes de los partidos políticos asociados.

En España, el vicepresidente es el actual presidente del Gobierno del país, Mariano Rajoy.

En la Reunión de Líderes de la IDC se llegó a varias resoluciones de diversa índole, entre ellas sobre el cambio climático, el terrorismo, el trabajo infantil, el libre comercio o Cuba.

Sobre el cambio climático, los miembros de la IDC abogaron por salvaguardar "la paz, la justicia y la solidaridad mediante la promoción del desarrollo humano sostenible".

Acerca de Cuba, la organización apeló a "la democracia y autodeterminación de cada pueblo y nación".

Y en medio de una normalización de relaciones bilaterales con Europa y EE.UU., la organización llamó a encabezar una campaña internacional solidaria que "acompañe la demanda y la aspiración de los cubanos oprimidos" y criticó la nueva ley electoral prevista para 2016 por "no garantizar el pluralismo".

Asimismo, la IDC apostó por trabajar en "rebajar las barreras al comercio internacional para promover el flujo más libre de bienes y servicios libremente" como motor de crecimiento económico.

La vez anterior en que la cumbre sesionó en América Latina fue en 2001, también en la Ciudad de México.

En la reunión de hoy, los expositores centrales fueron los máximos dirigentes de las divisiones regionales que integran la IDC, entre ellos el mexicano Jorge Ocejo, presidente de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), y el español Antonio López-Istúriz, secretario general del Partido Popular Europeo (PPE).

También figuraron el filipino Edgardo Angara, presidente de la regional de Asia-Pacífico; el caboverdiano Ulisses Correia, titular de la regional de África, y Amine Gemayel, expresidente de Líbano y presidente de la zona de Medio Oriente.