EFERiad

Arabia Saudí desmintió este miércoles las acusaciones de espionaje publicadas por un consorcio de medios, que indican que la monarquía del golfo Pérsico utilizó el software israelí Pegasus para interceptar las comunicaciones de periodistas, activistas, empresarios e incluso jefes de Estado.

"Una fuente oficial desmintió las acusaciones contenidas en algunos informes de prensa en relación a la alegación de que una entidad en el Reino utilizó un programa para monitorear las comunicaciones", dijo SPA, citando una fuente anónima como es habitual en casos de escándalos.