EFETiflis

El Gobierno de Armenia decretó este domingo la ley marcial y una movilización general ante la escalada del conflicto con Azerbaiyán en la zona de Nagorno Karabaj.

"Por una resolución del Gobierno, se declara la ley marcial y una movilización general en la República de armenia", señaló el primer ministro, Nikol Pashinián, en su cuenta oficial de la red social Facebook.

El mandatario instó al personal militar a presentarse en lo cuarteles territoriales "por el bien de la patria y de la victoria".

Armenia y Azerbaiyán se encuentran en estado de guerra desde 1991, si bien tres años después firmaron un alto el fuego, vigente hasta hoy día aunque con violaciones denunciadas por ambas partes.

El presidente del territorio separatista de Nagorno Karabaj, Araik Arutiunián, también ha decretado la ley marcial y la movilización general de las personas mayores de 18 años, según señaló su portavoz, Vagram Pogosián, en la red social Facebook.

Las movilizaciones en Armenia y Nagorno Karabaj se producen después de que el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán lanzara hoy una "contraofensiva" en toda la línea de contacto en respuesta a los ataques que, asegura, Armenia efectuó a primera hora de la mañana contra posiciones azerbaiyanas y asentamientos civiles.

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Alíev, dijo que, "como resultado del bombardeo del Ejército armenio hay pérdidas en las filas de las Fuerzas Armadas y entre la población civil".

El mandatario aseguró en un mensaje televisado a la nación que Bakú "no dejará las acciones armenias sin respuesta".

Pashinián denunció a su vez en su cuenta de Twitter "ataques aéreos y misiles contra Artsaj" -nombre armenio de Nagorno Karabaj-, y aseguró que el Ejército hará todo para proteger a "nuestra patria de la invasión azerbaiyana".

Según el Ministerio de Exteriores armenio, Azerbaiyán lanza misiles "contra asentamientos pacíficos, incluida la capital (de Nagorno Karabaj), Stepanakert".

La autoproclamada república de Nagorno Karabaj informó a través del Defensor del Pueblo y el portavoz del líder del territorio separatista de "decenas de civiles heridos" y de dos víctimas mortales entre la población civil, un niño y una mujer.

El Ministerio de Defensa de Azerbaiyán negó sin embargo que el "Ejército azerbaiyano tenga como objetivo la población civil, los bienes civiles y la infraestructura civil".

Por contra, acusó a Armenia de "colocar deliberadamente sus puestos de tiro dentro y cerca de los asentamientos" poblados.

El conflicto armenio-azerbaiyano se remonta a los tiempos de la Unión Soviética, cuando a finales de la pasada década de los 80 el territorio azerbaiyano de Nagorno Karabaj, poblado mayoritariamente por armenios, pidió su incorporación a la vecina Armenia, tras lo cual estalló una guerra que causó unos 25.000 muertos.

Al término de los combates, las fuerzas armenias se hicieron con el control del Karabaj y también ocuparon vastos territorios azerbaiyanos, que llaman "franja de seguridad", para unirlo a Armenia.

Azerbaiyán sostiene que la solución al conflicto con Armenia pasa necesariamente por la liberación de los territorios ocupados, demanda que ha sido respaldada por varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Armenia, por su parte, apoya el derecho a la autodeterminación de Nagorno Karabaj y aboga por la participación de los representantes del territorio separatista en las negociaciones sobre el arreglo del conflicto.