EFEBelgrado

El nuevo Gobierno de Kosovo, una coalición encabezada por el economista Avdullah Hoti, de la conservadora LDK, y formada tras la caída del anterior Ejecutivo en marzo, asumió este miércoles sus funciones al obtener el apoyo mayoritario del Parlamento.

En medio del desafío de luchar contra la pandemia de la COVID-19 y distender las relaciones con Belgrado, este paso del pequeño país independizado en 2008 de Serbia estuvo precedido por protestas callejeras contra el nombramiento de un nuevo gabinete sin ir antes a las urnas.

La coalición de Hoti fue aprobada con 61 votos a favor, 24 en contra y una abstención, mientras que los diputados de la formación ultranacionalista Vetevendosje del primer ministro predecesor, Albin Kurti, boicotearon la sesión en el Parlamento de 120 escaños.

La alianza ahora en el poder está integrada por la Liga Democrática de Kosovo (LDK), la nacionalista Alianza para el Futuro de Kosovo (AAK) del exguerrillero y exprimer ministro Ramush Haradinaj, la socialdemócrata NISMA y el partido de la minoría serbia.

En cuanto al reparto de los 16 ministros del Gabinete, las carteras de Finanzas, Interior y Defensa serán dirigidos por miembros de la LDK; Exteriores o Justicia estará en manos de la AAK, mientras que la minoría serbia se hará cargo de dos ministerios.

Hoti declaró en su ponencia ante los diputados que sus prioridades serán la lucha contra la pandemia de coronavirus y la recuperación económica, el diálogo para normalizar las relaciones con Serbia, que no reconoce la soberanía de su antigua provincia, así como las reformas exigidas por la Unión Europea (UE).

"En el diálogo (con Belgrado) debemos estar todos juntos", dijo el flamante jefe de Gobierno al referirse al difícil y largo proceso que tiene lugar bajo la mediación de la Comisión Europea (CE) y está paralizado desde noviembre de 2018.

El Tribunal Constitucional de Kosovo dio el pasado viernes luz verde a la formación de un nuevo Gobierno sin la necesidad de celebrar elecciones, como pedía Kurti, cuyo Vetevendosje fue el partido más votado en las legislativas de octubre pasado.

El Ejecutivo de Kurti cayó por moción de censura el 25 de marzo, sólo 51 días después de asumir el poder, por desacuerdos con la LDK sobre la gestión de la pandemia de la COVID-19.

La LDK presentó la moción después de que Kurti destituyera al ministro del Interior, miembro de ese partido, por apoyar la propuesta del presidente kosovar, Hashim Thaci, de decretar el estado de emergencia debido a la epidemia.

El Vetevendosje de Kurti ha iniciado la recolección de firmas para pedir elecciones por considerar que cualquier Gobierno de Kosovo formado sin el ganador electoral carece de legitimidad.