EFECaracas

Cerca de un centenar de protestas registraron este lunes en varias regiones de Venezuela debido a los fallos en el suministro de servicios como la electricidad, el agua potable, el gas doméstico y la gasolina, una situación que ha desatado numerosas manifestaciones en los últimos días.

A través de las redes sociales, organizaciones no gubernamentales y políticos opositores han reportado protestas callejeras en seis de los 23 estados del país, algunas de las cuales han implicado el uso de gases lacrimógenos y perdigones por parte de los cuerpos de seguridad.

El gobernador de Nueva Esparta (noreste), el opositor Alfredo Díaz, ha señalado que la "incapacidad" del Ejecutivo, que controla estos servicios en el país, "no la aguanta nadie y es la principal razón de las protestas" en esa región insular, que en las últimas 72 horas ha registrado más de una decena de manifestaciones callejeras.

"Nueva Esparta se levanta para luchar por las justas demandas de su población", apuntó Díaz en su cuenta de Instagram, en la que compartió una decena de fotografías que muestran a ciudadanos cortando vías públicas o quemando llantas.

Medios locales han reseñado otras manifestaciones de cierta entidad en los estados Falcón, Aragua, Anzoátegui, Lara y Sucre, a las que posteriormente se sumaron protestas en Cojedes, la mayoría relacionadas con la severa escasez de combustible que obliga a los venezolanos a hacer filas durante días a las afueras de las gasolineras para poder repostar.

En el caso de Sucre (noreste), agentes policiales dispersaron con gases y disparos una manifestación que exigía gas doméstico, un producto que escasea en todo el país y que ha obligado a millones de personas a cocinar con leña.

DAÑOS HUMANOS Y MATERIALES

Al menos un hombre resultó herido en esta protesta con lo que parecen ser disparos de perdigones, según se observa en varios vídeos que circulan en la red social Twitter.

Cerca de 30 personas fueron detenidas y al menos un edificio público sufrió daños luego de una serie de protestas antigubernamentales registradas el sábado en el estado de Yaracuy (oeste), según reportes de organizaciones no gubernamentales.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) ha contabilizado desde el viernes cerca de 100 protestas en casi todas las regiones del país debido a los mismos fallos en los servicios públicos.

Desde primera hora de la mañana y hasta las 16.00 hora local (20.00 GMT) la ONG había contabilizado 76 protestas en 19 estados del país, todas ellas en rechaza a "la crisis de servicios básicos y escasez de gasolina".

Sin embargo y posteriormente las protestas se convirtieron en más "cacerolazos" en Mérida, Lara, Bolívar, Aragua, Nueva Esparta, Guárico, Caracas, La Guaira, Carabobo, Yaracuy, Cojedes, Miranda, Sucre, Portuguesa y Anzoátegui.

Estas protestas se multiplicaron en San Carlos, capital de Cojedes, donde los manifestantes, según reportaron varios medios, cortaron una de las principales autopistas, quemaron neumáticos e incluso saquearon un almacén del CLAP, programa de alimentos subvencionados del Estado.

CASI 800 PROTESTAS EN AGOSTO

Según cifras del OVCS, Venezuela cerró agosto con 748 protestas motivadas por la precariedad en los servicios, especialmente por la escasez de gasolina, pero también debido a la dificultad en el acceso a medicinas y alimentos y a la "pulverización del salario".

En las últimas horas, han circulado numerosos vídeos y fotografías que dan cuenta de desorden y empujones en gasolineras, generalmente abarrotadas de vehículos, así como de enfrentamientos entre manifestantes y agentes en medio de refriegas que han incluido el lanzamiento de piedras y perdigones, respectivamente.

El líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por unos 50 países, instó este domingo a los venezolanos a acompañar las protestas, especialmente una convocada por los maestros para el próximo 5 de octubre.