Australia se unirá a la coalición liderada por Estados Unidos para asegurar "la libertad del comercio internacional y de navegación" en el estrecho de Ormuz de los ataques de Irán, anunció el miércoles el primer ministro, Scott Morrison.

"Este comportamiento desestabilizador es una amenaza a los intereses de Australia en la región", dijo a la prensa Morrison, que precisó que la contribución australiana "será limitada en su aplicación y en el tiempo".

Australia desplegará durante seis meses a partir de enero un buque de la Armada y un avión P-8 para tareas de vigilancia y control marítimo, además de un "pequeño grupo de expertos militares" destinados al centro de operaciones de la coalición, añadió la ministra de Defensa, Linda Reynolds.

Estados Unidos pidió a Australia que contribuyera a esta coalición para responder a lo que el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, calificó este mes en Sídney como "ataques no provocados" por parte de Irán al transporte marítimo en el estrecho de Ormuz.

La coalición propuesta por Washington, que no tiene aún mucha cogida entre la comunidad internacional, persigue escoltar a los barcos en la zona, pero Irán ha advertido que la medida puede incrementar las posibilidades de un conflicto.

El anuncio del gobierno australiano sigue a una escalada de la tensión en el golfo Pérsico, donde desde mayo se han registrado varios incidentes, incluida la captura el pasado 19 de julio del petrolero "Stena Impero" de bandera británica por parte de la Guardia Revolucionaria iraní.

Teherán acusó al petrolero de violar las normas de navegación, lo que tanto Londres como la naviera negaron, al justificar la acción que respondió a la captura días antes del "Grace 1" en Gibraltar por parte de la marina británica.

El Reino Unido justificó la captura del "Grace 1", cargado con 2,1 millones de barriles de petróleo, ante las sospechas de que transportaba el crudo a Siria, país sujeto a sanciones de la Unión Europea.

El "Grace 1", rebautizado como "Adrian Darya 1", abandonó el domingo Gibraltar y se espera que las autoridades iraníes procedan también a la liberación del "Stena Impero", ya que abogaron en su momento por un intercambio de petroleros.