EFEBogotá

La oficina del Alto Comisionado para la Paz de Colombia informó hoy de que entre el pasado sábado y mañana 4.394 guerrilleros de las FARC llegarán a las zonas veredales transitorias de normalización (ZVTN) como paso previo a la dejación de armas y desmovilización, y para cumplir así con la fecha pactada.

"Comenzó la última marcha de las FARC. Treinta y seis operaciones para movilizar a cerca de 4.394 hombres iniciaron desde la madrugada del sábado y esperan terminar en los próximos días", indicó el despacho en un comunicado.

El pasado 28 de enero el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reiteró que el 31 de enero las FARC quedarán concentradas en las 26 ZVTN, según lo establecido entre las partes en el acuerdo de paz firmado el 24 de noviembre para terminar 52 años de conflicto en el país.

De acuerdo con el reporte oficial, hoy se llevarán a cabo cinco operaciones en las que se movilizarán 598 hombres y mujeres pertenecientes a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El martes, agregó el texto, se llevará a cabo "un gran operativo de 15 movimientos para comenzar a ubicar en las zonas veredales a unos 2.541 guerrilleros más".

Además, el Gobierno nacional calcula que ya hay 1.500 insurgentes trabajando en la adecuación de los campamentos en donde las FARC se hospedarán para comenzar el proceso de desarme y la preparación de algunos de ellos para transitar a la vida civil.

La oficina del Alto Comisionado para la Paz precisó que el sábado anterior 61 guerrilleros salieron hacia la vereda Los Monos en el municipio de Caldono, departamento del Cauca (suroeste), uno de los lugares que más ha sufrido la guerra en estos años", y un segundo grupo, de "48 insurgentes, arrancó rumbo a Betania, vereda del municipio de Policarpa, en Nariño (suroeste)".

El domingo, complementó, "comenzaron a moverse 928 hombres en departamentos como Meta, Putumayo y Antioquia".

Por su parte, el Estado Mayor del Bloque Sur del grupo armado manifestó en un comunicado que "las FARC han iniciado su marcha inexorable hacia las ZVTN en el país, pese a todas las adversidades, el incumplimiento reiterado del Gobierno en la adecuación de las áreas, abastecimiento de alimentos, la persistente amenaza del paramilitarismo y su constante negación".