EFEBruselas

El belga que negoció con los hermanos Kouachi la entrega de las armas que utilizaron en el atentado contra la sede del semanario satírico francés "Charlie Hebdo" ha sido detenido hoy y acusado por la Fiscalía belga de tráfico de armas.

El individuo acudió por iniciativa propia a las dependencias policiales de la policía federal belga de Charleroi (sur del país) este martes, después de que se supiera que las armas que utilizaron los terroristas salieron de Bélgica y fueron compradas por menos de 5.000 euros cerca de la estación de Midi de Bruselas, según informó la edición digital del diario Le Soir.

El hombre ha quedado bajo arresto y ha sido acusado de tráfico de armas por orden de un juez de instrucción de Charleroi, según confirmó a la agencia Belga la Fiscalía, que está encargada de la investigación.

Según su declaración, el hombre mantuvo contacto con Amedy Coulibaly, el autor del atentado contra el supermercado judío de París, donde cuatro rehenes fueron asesinados, y asegura que el francés intentó comprarle un vehículo y quiso engañarle durante la operación.

En el registro del domicilio del detenido, conocido de la policía por diversas causas relacionadas con el tráfico de mercancías, se encontraron documentos que mencionaban la negociación sobre las armas, así como una pistola Tokarev, añade el diario belga.

El traficante explicó que al enterarse de la vinculación de Coulibaly con el movimiento radical Estado Islámico (EI) se asustó y prefirió compartir la información que tenía con la policía.

Los investigadores encontraron pruebas sobre la negociación de las armas de un calibre poco común, que correspondería con las utilizadas por Coulibaly en el ataque al supermercado.