EFEWashington

El expresidente de Estados Unidos Bill Clinton (1993-2001) está haciendo "excelentes avances" en su recuperación de la infección por la que fue hospitalizado el martes, y espera recibir el alta este domingo, según su portavoz, Ángel Ureña.

"El expresidente Clinton ha seguido haciendo excelentes avances en las últimas 24 horas", escribió este sábado por la tarde su portavoz, en un comunicado publicado en su cuenta oficial de Twitter.

"Seguirá (ingresado) esta noche en el Centro Médico de la Universidad de California en Irvine para seguir recibiendo antibióticos por vía intravenosa antes de ser dado de alta, esperamos que mañana", añadió Ureña.

Clinton, de 75 años, está "deseando volver a casa muy pronto", tiene un buen estado de ánimo y ha pasado las horas acompañado de su familia, poniéndose al día de las vidas de sus amigos y "viendo fútbol americano universitario" por televisión, explicó el portavoz.

El exmandatario fue ingresado el martes en el Centro Médico de la Universidad de California, en la localidad de Irvine, debido a una infección del tracto urinario que derivó en una infección de sangre conocida como sepsis, informaron sus médicos a varios medios.

El portavoz del expresidente no confirmó la noticia de su ingreso hospitalario hasta el jueves por la noche, un hecho que encendió las alarmas sobre su estado de salud, ya que Clinton ha sufrido varios problemas cardíacos en el pasado.

En 2004 se sometió a un bypass cuádruple y en 2010 a otra cirugía cardiovascular, pero los médicos explicaron a la cadena CNN que el actual ingreso no tenía que ver con ningún problema de corazón.

De acuerdo con el equipo del Centro Médico de la Universidad de California en Irvine, Clinton está en la unidad de cuidados intensivos por motivos de "seguridad y privacidad".

Los doctores que están tratando a Clinton, Lisa Bardack y Alpesh Amin, detallaron este jueves que "después de dos días de tratamiento, su recuento de glóbulos blancos está disminuyendo y está respondiendo bien a los antibióticos" y fluidos que se le administraron "por vía intravenosa".

Clinton reside en Nueva York, pero el martes viajó a California para participar en un evento privado con su esposa y excandidata presidencial Hillary Clinton.

Una vez allí, comenzó a sentir náuseas y mareos, por lo que acudió al hospital y fue ingresado ese mismo día.

Hillary Clinton, por su parte, acudió al citado evento privado en representación de la pareja y posteriormente se trasladó al hospital, la madrugada del viernes.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, telefoneó este viernes a Clinton y le deseó una "rápida recuperación", informó la Casa Blanca.

Clinton es uno de los cuatro expresidentes de Estados Unidos que siguen vivos, junto a Donald Trump (2017-2021), Barack Obama (2009-2017), George W. Bush (2001-2009) y Jimmy Carter (1977-1981).

Ese último es, a sus 97 años, el presidente más longevo de la historia de Estados Unidos.