EFEKiev

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, prometió hoy a Ucrania más ayuda militar ante los planes agresivos del presidente ruso, Vladímir Putin, al que acusó de negarse a rebajar la tensión militar en la frontera con el país vecino.

"Rusia ha concentrado casi 100.000 soldados en la frontera ucraniana, que puede duplicar en relativamente poco tiempo", dijo Blinken en rueda de prensa conjunta con su homólogo ucraniano, Dmitro Kuleba.

Con la visita a Ucrania y su reunión con el presidente, Volodímir Zelenski, Blinken inició una gira por Europa, cuyo objetivo principal es acallar los tambores de guerra y forjar un frente diplomático sin fisuras entre Washington y los países europeos.

PLANES DE AGRESIÓN RUSA

"Sabemos que hay planes en marcha para incrementar esa fuerza aún más en muy poco tiempo y eso da al presidente de Putin la capacidad, también en muy poco tiempo, de adoptar más acciones agresivas contra Ucrania", dijo al intervenir previamente ante los diplomáticos de la embajada estadounidense en Kiev.

Tropas rusas llegaron hoy a Bielorrusia para maniobras militares conjuntas, una señal "preocupante", según Washington, que se suma a otros ejercicios cerca de la frontera ucraniana.

Blinken acusó a Rusia de utilizar todos los medios "en su manual" para desestabilizar el país vecino desde 2014, primero con la anexión de la península de Crimea y después con la guerra en el Donbás.

"La agresión rusa ha matado hasta ahora a más de 14.000 hombres, mujeres y niños ucranianos, y dejado a 1,4 millones de ucranianos sin hogar. Y el saldo mortal será muchas veces mayor si (el conflicto) se reanuda", subrayó.

También cargó contra Moscú por seguir "alimentando" el conflicto en el Donbás, donde el Kremlin respalda política y económicamente a las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk.

MAYOR ASISTENCIA MILITAR

Además del apoyo a la democracia y al "derecho fundamental a existir" de Ucrania como un país independiente y soberano, Washington también se propone seguir ayudando a Kiev a "defenderse" con 300 millones de dólares adicionales en 2022.

"Hemos dado asistencia de seguridad (a Ucrania) de manera consistente, incluido los suministros de las últimas semanas. Hemos dado más asistencia de seguridad a Ucrania en el último año que en cualquier momento desde 2014. Los suministros continúan y más están previstos en las próximas semanas", aseguró.

Agregó que, "si Rusia sigue adelante con su agresión para invadir Ucrania, nosotros suministraremos material adicional más allá del que ya está en marcha".

Zelenski agradeció al presidente de EEUU, Joe Biden, "su apoyo, asistencia militar y el hecho de que incremente esa ayuda" y confió en que siga aumentando "en el futuro".

"Tenemos un Ejército fuerte, una diplomacia fuerte y unos socios fuertes", agregó Kuleba.

El Reino Unido ya ha enviado armas defensivas a Kiev y Canadá aseguró la víspera que valora hacer lo propio, tras lo que el Kremlin culpó hoy de la tensión actual al armamento enviado por Occidente, que consideró "sumamente peligroso".

"La situación es realmente muy tensa. Vemos que se envían armas y se realizan maniobras, incluida la aviación de la OTAN y de otros países occidentales", dijo el portavoz, Dmitri Peskov.

EN LAS MANOS DE PUTIN

Sea como sea, Blinken sigue apostando por "los incansables esfuerzos para prevenir una nueva agresión y promover el diálogo".

"Tengo muchas esperanzas de que podamos seguir en la senda pacífica y diplomática, pero en última instancia es una decisión del presidente Putin", dijo en la embajada estadounidense.

Además de viajar este jueves a Berlín para entrevistarse con su colega alemana, Annalena Baerbock, el jefe de la diplomacia estadounidense se reunirá el viernes en Ginebra con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

Al respecto, consideró que Rusia tiene dos opciones. Una es apostar por la diplomacia, la desescalada y una solución pacífica a las actuales tensiones, "el mejor camino para todos".

La otra, en caso contrario, significa que Moscú tendrá que encarar "un conflicto" y "consecuencias graves" en forma de "sanciones sin precedentes".

Si la senda diplomática no tiene éxito, es que, añadió, "Rusia ha elegido otro camino", señaló.

CON UNA SOLA VOZ

Blinken llamó a su vez en la reunión con Zelenski a hablar con una "sola voz" ante la amenaza de agresión rusa.

"Estamos hablando claramente y con una sola voz a Moscú. Nuestra fuerza depende de que preservemos nuestra unidad", dijo.

Advirtió asimismo de que uno de los objetivos de Moscú es causar división en Ucrania y entre los países que le apoyan.

"No lo permitiremos. Como han demostrado en los últimos años, no hay obstáculo que los ucranianos no puedan superar junto con el apoyo de tantos amigos en todo el mundo, incluido EEUU", aseveró.