EFEBruselas

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea estudiaron este jueves el paquete de sanciones que están preparando contra Rusia si ataca Ucrania, al tiempo que aumentó su preocupación por las informaciones de que hoy se han producido nuevos enfrentamientos en la región del Donbás.

"Ciertamente, estamos más preocupados", dijo el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, al término del encuentro que mantuvieron hoy los líderes europeos para discutir sobre los últimos acontecimientos en torno a la crisis con Moscú.

El jefe de la diplomacia europea señaló también que "no tenemos evidencias" de que el Kremlin haya retirado parte de sus tropas en la frontera ucraniana por haber terminado ya los ejercicios militares y aseguró, por contra, que "han empezado los bombardeos", en el este de Ucrania.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, informó hoy al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, de un bombardeo provocativo perpetrado por los separatistas prorrusos que afectó a un jardín de infancia y una escuela, en el este del país, mientras estos acusaron a su vez al gobierno ucraniano de haber violado el alto el fuego en el este del país.

Borrell apuntó que "está preparado" para presentar "lo antes posible" a sus homólogos europeos el paquete de sanciones contra Rusia, pero manifestó que no se aprobarán hasta que "el nivel de intensidad de la agresión lo requiera".

Los líderes europeos aprovecharon la cumbre que la UE inició hoy en Bruselas con la Unión Africana para mantener un encuentro informal de aproximadamente una hora, en el que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, les informó sobre los preparativos de las sanciones, de las que se sabe que incluirán medidas financieras y energéticas.

El exministro español se mostró convencido de que la UE mantendrá la "unidad" a la hora de aprobar las hipotéticas sanciones, en la misma línea que el primer ministro polaco, Mareusz Morawiecki, que dijo que al presidente ruso, Vladimir Putin, "le sorprende nuestra unidad".

"Si estamos pensando en una fórmula de paz en Ucrania no es una fórmula de matemáticas avanzadas, es una fórmula de política y el principal elemento es la disuasión", dijo el presidente de Lituania, Gitanas Nauseda.

DIPLOMACIA

"Sabemos que muchos soldados, tropas y fuerzas militares se han desplegado en la frontera ucraniana", dijo el canciller alemán, Olaf Scholz, que describió la situación de "amenazante", por lo que, dijo, "no hay que ser naif".

Al mismo tiempo, abogó, como el resto de líderes, por seguir con los esfuerzos diplomáticos con el Kremlin para lograr rebajar la tensión, ya sea en reuniones bilaterales con Putin, en el formato de Normandía o en la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Además, según explicó el primer ministro italiano, Mario Draghi, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, ha pedido a varios de sus homólogos europeos que le ayuden a mantener una reunión bilateral con Putin.

"Evidentemente no va a ser fácil, pero el objetivo es que el presidente ruso, Vladimir Putin, y Zelensky se sienten a la misma mesa", reconoció Draghi.

Mientras tanto, Rusia reiteró hoy que "no hay, ni se planea" una invasión de Ucrania, aunque al mismo tiempo, en la carta que entregó este jueves a Estados Unidos con su reacción a las respuestas estadounidenses a sus demandas, aseguró que se verá obligada a reaccionar a través de medidas "técnico-militares" si Washington no le da garantías de seguridad en Europa.