EFEHong Kong

China advirtió hoy de que no tolerará "manifestaciones ilegales" en Hong Kong durante el 1 de octubre, aniversario de la fundación de la República Popular y Día Nacional del país asiático.

A través de un comunicado publicado hoy en su página web, la Oficina de Enlace del Gobierno de Pekín en Hong Kong consideró "intolerable que algunas fuerzas anti-China (...) insistan en incitar manifestaciones ilegales para el 1 de octubre".

Según la institución, estas "fuerzas anti-China" han realizado asimismo "peticiones absurdas de liberación de 12 sospechosos" hongkoneses detenidos en la parte continental de China acusados de cruzar la frontera de manera ilegal.

Estas doce personas fueron interceptadas el mes pasado por los guardacostas de la provincia china de Cantón cuando se dirigían hacia Taiwán, según la prensa hongkonesa.

"Los que violan la ley deben ser castigados por la ley: eso lo sabe todo el mundo", agregó el texto.

La Oficina de Enlace detalló que hay algunos ciudadanos con "motivos ocultos" que están aprovechando esas detenciones para "difundir rumores" y hacer llamamientos a la protesta durante el Día Nacional, ignorando las directrices de la Policía local.

La noticia se produce después de que una junta de apelación apoyara la decisión de la Policía de prohibir una manifestación propuesta por el Frente Civil de los Derechos Humanos Civiles (FCDH) para el 1 de octubre.

El FCDH pretendía celebrar ese día la primera marcha que contase con autorización policial en meses para manifestarse contra la polémica ley de seguridad nacional de Hong Kong que Pekín impuso en la región administrativa especial el 30 de junio, después de que la excolonia registrara protestas masivas desde junio del pasado año, solo interrumpidas por las restricciones derivadas de la pandemia de coronavirus.

Para la oficina del Gobierno chino en Hong Kong, la nueva ley (que contempla hasta cadena perpetua para supuestos como la secesión o confabulación con fuerzas extranjeras) ha iniciado "una nueva etapa de transición del caos a la gobernabilidad".

EL EJÉRCITO CHINO TOMA POSESIÓN DE UN MUELLE HONGKONÉS

Por otro lado, el destacamento del Ejército de Liberación Popular (ELP, Ejército chino) en Hong Kong tomó hoy oficialmente posesión de un muelle militar de 150 metros de largo en la bahía de la ciudad, informó el diario local The Standard.

Según la Ley Básica (la mini-Consitución de Hong Kong), Pekín es responsable de la defensa de la ciudad semiautónoma, mientras que la ley china establece que tanto el Gobierno local como los militares chinos han de proteger las instalaciones militares, como es el caso del citado muelle.

En la ceremonia de entrega, la jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, aseguró que aunque la dársena tiene fuertes propósitos militares y de defensa, considerará la apertura al público de áreas no restringidas, tal y como habían solicitado grupos ecologistas.