EFENicosia

La segunda vuelta de los comicios presidenciales que hoy celebra la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre (RTNC) se está desarrollando con calma y hasta ahora con escasa participación, lo que en parte se debe a las circunstancias especiales por el coronavirus.

A las once de la mañana (08.00 GMT), había votado en torno al 13 % de los cerca de 200.000 electores llamados a dar su sufragio en alguna de las 738 urnas distribuidas por este territorio no reconocido internacionalmente y bajo el control militar de Turquía desde 1974.

En los colegios electorales, que abrieron a las ocho de la mañana (05.00 GMT) y cerrarán a las seis de la tarde (15.00 GMT), es obligatorio el uso de mascarilla y los interventores distribuyen además a los votantes guantes a la hora de depositar el voto.

Los turcochipriotas tienen ante si la posibilidad de elegir entre dos candidatos cuyas posturas sobre la solución al problema de la división de Chipre son diametralmente opuestas.

El presidente actual, Mustafá Akinci, defiende una solución federal, con igualdad política entre ambas comunidades -turca y griega-, mientras que su contrincante, el primer ministro Ersin Tatar, es partidario de estrechar aún más el vínculo con Turquía -el único país que reconoce a la RTNC- y de crear en Chipre bien una confederación o dos estados completamente separados.

El pasado domingo en la primera ronda, Tatar de 60 años, líder del Partido de Unidad Nacional (PUN) quedó en primer lugar con el 32,34 % de los votos.

Akinci, de 73 años, quien acude como independiente y lidera la RTNC desde 2015, logró un 29,80 % de los sufragios.

Tras depositar esta mañana su voto, Akinci manifestó su esperanza de que los turcochipriotas recuerden el día de hoy "orgullosos de la democracia" en la RTNC y de que los resultados sean "beneficiosos" para toda la isla y la región.

Tatar, por su parte, afirmó que los ciudadanos deben elegir una persona que consideren "será el presidente de todos, integradora y comprometida".

No hay una tendencia clara sobre quien será el ganador, ya que por un lado Akinci cuenta con el apoyo de la formación de centroizquierda Partido Turco Republicano (CTP), liderada por Tufan Erhürman, quien en la primera vuelta se posicionó en tercer lugar con el 21,71 %, pero otros candidatos han evitado pronunciarse a favor o en contra de alguno de los dos aspirantes.

Ese el caso del ministro de Exteriores, Kudret Ozersay, quien quedó en cuarta posición con el 5,74 %, o del líder del Partido Democrático, Serdar Denktash, que obtuvo el 4,17 %. Ambos son en sus posiciones más cercanos a la línea de Tatar.

Por otra parte, Tatar, además de su partido será respaldado por el Partido del Renacimiento, cuyo candidato en la primera vuelta, Erhan Arikli, obtuvo el 5,41 %.

Según los observadores locales, aparte del apoyo que pueda obtener cada candidato, un factor determinante será la participación. En la primera vuelta el domingo pasado alcanzó un mínimo histórico del 58,22 %.

La isla mediterránea de Chipre esta dividida entre grecochipriotas en el sur y turcochipriotas en el norte desde que en 1974 las tropas turcas ocuparon esta parte septentrional y fomentaron la creación de la RTNC, que anunció su independencia en 1983 sin reconocimiento de la ONU. EFE

fl/ih/amg