EFEEstambul

La policía turca ha detenido hoy a 24 personas al dispersar con gases lacrimógenos una reunión de personas que apoyaban a dos profesores en huelga de hambre, detenidos desde mayo, cuyo juicio se inicia hoy.

Los dos acusados, la académica Nuriye Gülmen y el maestro de escuela Semih Özakça, están acusados de ser "miembros de una organización terrorista" después de que iniciaran una huelga de hambre exigiendo ser readmitidos en sus puestos de trabajo.

Ambos habían sido despedidos mediante decreto, una medida administrativa que no se puede recurrir ante la Justicia al estar al amparo del estado de emergencia vigente desde el fallido golpe de Estado de julio de 2016, y con la que han sido destituidos más de cien mil funcionarios.

Estos decretos se instauraron para eliminar de la administración pública a supuestos simpatizantes de la cofradía islamista de Fethullah Gülen, a la que Ankara achaca la asonada, pero se han extendido cada vez más a personas de orientación izquierdista o a cualquiera sospechoso de criticar las posturas del Gobierno.

Desde marzo, Gülmen y Özakça se alimentan únicamente de agua con sal y azúcar, así como vitamina B1, y su protesta ha encontrado un importante eco en las redes de la oposición turca.

La policía rodeó el tribunal con blindados y cañones de agua antes de iniciarse la sesión e impidió, mediante una carga de gas lacrimógeno, que los simpatizantes congregados ante el edificio leyesen una declaración de prensa.

Los agentes detuvieron a 24 personas durante esta intervención, informa el diario turco Hürriyet.

El pasado día 12 fueron detenidos 15 abogados vinculados a la agrupación Halkin Hukuku Bürosu, que se encarga de la defensa jurídica de Gülmen y Özakça, bajo la acusación de "trabajar siguiendo instrucciones del DHKP-C", un grupúsculo armado marxista.

Otra asociación de juristas, la progresista ÇHD, ha denunciado que "encerrar a Nuriye y Semih en la cárcel y detener a sus abogados no será suficiente" para acabar con su protesta, y ha pedido la ayuda de letrados voluntarios para la defensa de los profesores.