EFERoma

Diez regiones italianas se encuentran desde hoy en "zona naranja", lo que supone una ligera disminución de las restricciones que ha vivido el país durante los tres festivos de Semana Santa, confinado en "zona roja", o la de mayores limitaciones, mientras las escuelas reabren mañana en toda Italia tras meses de cierres y educación a distancia.

En las regiones de Sicilia, Cerdeña, Basilicata, Molise, Abruzzo, Lazio, Marche, Umbria, Liguria y Veneto, además de las provincias autónomas de Trento y Bolzano, desde hoy en el segundo nivel de riesgo, se abrirán algunas tiendas y actividades, además de permitirse el libre movimiento por las ciudades.

Por contra, en el Valle de Aosta, Piamonte, Friuli Venezia Giulia, Puglia, Emilia Romagna, Lombardía, Toscana, Calabria y Campania se ha decretado la "zona roja", lo que obliga a no salir de casa si no es por emergencia o trabajo y al cierre de todas las tiendas.

En principio, el país permanecerá "bicolor" o dividido entre estas dos zonas durante todo abril, pues la curva epidemeológica se mantiene en niveles altos, aunque las regiones presionan para que se puedan introducir las "zonas amarillas" o las de menores restricciones a partir del próximo día 20.

Ese día se podrían estudiar nuevas aperturas según los datos de contagio en el país, que registró 10.680 nuevos casos y 296 fallecidos en las últimas veinticuatro horas, cuando el número de pruebas fue mucho menor que en días anteriores, en los que las infecciones han rondado las 20.000.

Las regiones han pedido al Gobierno, según los medios, que se comience con una gradual reapertura a partir del día 20 de aquellos sectores que han estado cerrados durante largo tiempo como bares, restaurantes, cines y teatros, entre otros, aunque el Ejecutivo insiste en que todo dependerá de la evolución de los datos de la pandemia.

Lo que si permanecerán abiertas incluso en "zona roja" desde mañana y hasta final de mes son las escuelas, desde infantil hasta la primaria, con la educación convertida en una de las prioridades del Gobierno, que ha impedido a las regiones que puedan apelar esta decisión.

Con el 80 por ciento del personal educativo vacunado, según confirmó hoy el presidente de la Asociación Nacional de Directores de Escuela, Antonello Giannelli, en total regresarán a las clases presenciales unos 5,6 millones de alumnos: cerca del 66% de los 8,5 millones de alumnos, o dos de cada tres, según los datos de la web especializada en educación Tuttoscuola.

De ellos, 2,7 millones son los alumnos de la enseñanza preescolar y de primer ciclo, aunque se encuentren en regiones clasificadas como "zonas rojas", donde la cifra de los menores que acudirán a los servicios infantiles o guarderías serán 212. 000.

Unos 2,9 millones de alumnos (34,5%) seguirán en la educación a distancia, con la alternancia habitual del 50% para los estudiantes de enseñanza superior en las regiones donde está permitido

En las zonas naranja, todos los alumnos pueden asistir a la escuela hasta el tercer grado, mientras que en los centros de enseñanza superior, la enseñanza a distancia sigue siendo del 50% (posible hasta el 75%).