EFEDublín

El Gobierno irlandés aseguró este miércoles que la disposición de Londres para romper unilateralmente el Protocolo del Brexit para Irlanda del Norte puede tener consecuencias sobre la relación de la provincia británica con el Reino Unido.

El vice primer ministro irlandés, Leo Varadkar, advirtió hoy de que si el Ejecutivo de Boris Johnson trata "de imponer" en Irlanda del Norte medidas que "no quiere" su ciudadanía, esto reforzará el nacionalismo y "minará el apoyo hacia la Unión".

Por ello, consideró que la posición de Londres es "un poco desconcertante" y opinó que no respeta los deseos de los británicos que "votaron (por el protocolo) en unas elecciones".

Varadkar, en declaraciones a la cadena pública irlandesa, se refería así a la victoria lograda por Johnson en los comicios generales de diciembre de 2019, que le dieron un claro mandato para aprobar finalmente en Westminster el acuerdo de Salida firmado con la Unión Europea (UE) en enero de 2020.

Este tratado incluye el controvertido Protocolo norirlandés, pero Londres anunció este martes que quiere tramitar ahora un proyecto de ley que introduciría en la provincia británica un sistema alternativo al que contempla dicho mecanismo, lo que tendría el efecto de anular unilateralmente parte de lo acordado con Bruselas.

Aunque casi todas las partes reconocen que el protocolo necesita retoques para mejorar su funcionamiento, Varadkar recordó que la mayoría de los norirlandeses está a favor de mantenerlo, como demostraron las elecciones autonómicas celebradas el pasado 5 de mayo.

Estos comicios dieron más escaños en la Asamblea de Belfast a los partidos pro-protocolo, al tiempo que resultaron en la histórica victoria del nacionalista Sinn Féin, antiguo brazo político del ya inactivo IRA y defensor de la reunificación de Irlanda.

No obstante, la provincia no tiene aún un Gobierno de poder compartido porque el Partido Democrático Unionista (DUP) -segundo en las elecciones- se niega a entrar en él si las conversaciones que mantienen Londres y Bruselas no desembocan en la eliminación de partes del protocolo.