EFEWashington

Estados Unidos consideró este viernes que Nicaragua se ha quedado sin un "socio fiable y democrático" al romper los lazos diplomáticos que mantenía con Taiwán desde 1990 y restablecerlos con China.

"Esa decisión deja al pueblo nicaragüense sin el socio fiable y democrático que es Taiwán", consideró la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en su rueda de prensa diaria.

La portavoz resaltó que Taiwán es "un socio democrático con ideas afines, un firme socio y un amigo de todos los países en la región" del continente americano.

"Animamos a todos los países que se preocupan por las instituciones democráticas, por la transparencia, por el Estado de derecho y por la prosperidad económica de sus ciudadanos, a expandir sus lazos con Taiwán", añadió la portavoz de la Casa Blanca.

Anoche, el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Ned Price, ya criticó la decisión del Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, de cortar los lazos con Taiwán y reconocer el principio territorial de "una sola China" propugnado por Pekín.

Price argumentó que, como Ortega fue reelegido en unas elecciones que fueron una "farsa" el pasado 7 de noviembre, su decisión sobre Taiwán "no refleja la voluntad del pueblo nicaragüense", ya que su propio poder no proviene de un proceso electoral "justo y transparente".

"Las acciones de Ortega no reflejan la voluntad del pueblo de Nicaragua, que continúa su lucha por la democracia y por su capacidad para ejercer sus derechos humanos y sus libertades fundamentales", consideró Price.

Ortega se impuso el 7 de noviembre en unas elecciones en las que no participaron sus rivales políticos porque, en los meses anteriores, las autoridades disolvieron tres partidos políticos y arrestaron a más de una treintena de dirigentes opositores, entre ellos siete aspirantes presidenciales.

Su decisión de cortar lazos con Taiwán supone un acercamiento a China y un alejamiento aún mayor de Estados Unidos.

Se produce, además, después de anunciar su salida, efectiva en 2023, de la Organización de los Estados Americanos (OEA), organismo con sede en Washington que se negó a dar legitimidad democrática a las comicios de noviembre.

Taiwán era hasta ahora el donante bilateral más importante de Nicaragua, país donde financiaba 27 proyectos en áreas de producción de alimentos, cultivos de frutales y cría de cerdos de calidad superior, entre otros, por valor de entre 30 millones y 50 millones de dólares, según datos del Gobierno nicaragüense.

La isla es, además, uno de los mayores motivos de conflicto entre China y Estados Unidos, debido sobre todo a que Washington es el principal suministrador de armas de Taiwán y sería su mayor aliado militar en caso de un eventual conflicto bélico con China.

En 1979, tras romper los lazos diplomáticos con Taipei y establecerlos con Pekín, Estados Unidos adoptó el Acta de Relaciones de Taiwán, en la que se comprometía con la defensa de la isla y el suministro de equipos bélicos, un compromiso que ha generado numerosas fricciones entre ambas potencias.