EFENaciones Unidas

Estados Unidos ha frenado por tercera vez en una semana una propuesta de declaración del Consejo de Seguridad de la ONU para pedir un cese de la violencia entre israelíes y palestinos, según dijeron este lunes fuentes diplomáticas.

El texto, impulsado por China, Noruega y Túnez tras una reunión del Consejo de Seguridad celebrada este domingo, necesitaba el apoyo unánime de los 15 Estados miembros para poder salir adelante.

Washington ya había bloqueado en dos ocasiones la semana pasada la adopción de un mensaje de este tipo, argumentando que no sería útil para rebajar la tensión, en un momento en el que hay en marcha varias líneas diplomáticas para tratar de frenar los combates.

"Tal y como hemos comunicado consistentemente a los miembros del Consejo durante la pasada semana, EE.UU. está trabajando en intensos esfuerzos diplomáticos al más alto nivel para tratar de parar este conflicto. EE.UU. tiene un papel para asegurar que cualquier declaración del Consejo apoye estos esfuerzos", dijo hoy a Efe un portavoz de la delegación estadounidense.

Noruega anunció hoy que junto a China y Túnez volverá a plantear una discusión sobre Oriente Medio el martes, en principio durante consultas a puerta cerrada.

"La situación sobre el terreno sigue deteriorándose. Civiles inocentes continúan siendo asesinados y heridos. Repetimos: detengan el fuego. Terminen con las hostilidades ahora", señaló la delegación noruega a través de Twitter.

Hasta ahora, el Gobierno de Joe Biden, que ha dado su pleno apoyo a Israel y a su derecho a defenderse de los ataques desde Gaza, ha evitado pedir públicamente un alto el fuego, aunque ha ofrecido su mediación en caso de que las partes quieran negociarlo.

Preguntado al respecto durante una conferencia de prensa en Dinamarca, el secretario de Estado, Antony Blinken, volvió a sugerir este lunes que su país no cree que un pronunciamiento del máximo órgano de decisión de la ONU ayude en estos momentos.

"La pregunta es: ¿va una acción, cualquier declaración, ayudar en la práctica a las perspectivas de acabar con la violencia o no? Ese es el juicio que tenemos que hacer cada vez", señaló.

"Si creemos que hay algo, incluido en Naciones Unidas, que ayude en eso de forma efectiva, estaríamos a favor", añadió Blinken.

El Consejo de Seguridad celebró el domingo su primera reunión a puerta abierta sobre la crisis, tras mantener previamente dos encuentros a puerta cerrada.

En la sesión, China -que este mes preside el órgano- se mostró muy crítica con EE.UU., lamentando que "únicamente la obstrucción de un país" haya impedido al Consejo hablar "con una voz".

"Llamamos a Estados Unidos a asumir sus debidas responsabilidades, tomar una posición justa y, junto a la mayoría de la comunidad internacional, apoyar al Consejo de Seguridad para mejorar la situación, reconstruir la confianza y avanzar una solución política", señaló el ministro chino de Exteriores, Wang Yi, durante la reunión.

Preguntado sobre el silencio oficial del Consejo, el portavoz del secretario general de la ONU, António Guterres, subrayó este lunes la "necesidad de una voz clara y unida del Consejo de Seguridad".