EFEWashington

El secretario de Defensa de EEUU, Ash Carter, dijo hoy en su última intervención ante la prensa que en el ataque contra dos campamentos de los yihadistas en Libia pudieron fallecer unos 80 yihdistas, lo que muestra que los días del Estado Islámico (EI) "están contados".

Carter reveló que en los ataques, llevados a cabo la noche del miércoles, se cree que fallecieron 80 milicianos, algunos de ellos provenientes de los combates en Sirte, donde Estados Unidos ha lanzado bombardeos para ayudar al gobierno de unidad nacional libio a liberar la ciudad del control de EI.

En un movimiento poco habitual, el ataque contra dos campamentos al sur de la ciudad libia de Sirte se realizó con dos bombarderos B2 invisibles a radares, algo que Carter atribuyó a la "decisión tomada por los comandantes", que determinaron que era la plataforma más adecuada.