EFEWashington

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, instó este martes al resto del mundo a respaldar "la participación robusta y significativa" de Taiwán en el sistema de Naciones Unidas (ONU), una medida a la que se opone frontalmente China.

Así lo indicó Blinken en el 50º aniversario de la incorporación de China a la ONU, lo que significó que Taiwán se quedara desde 1971 fuera del sistema de Naciones Unidas y de otros organismos asociados ante las presiones chinas.

"Animamos a todos los Estados miembros de la ONU a unirse a nosotros en el respaldo la participación sólida y significativa por parte de Taiwán en todo el sistema de la ONU y la comunidad internacional", remarcó el jefe de la diplomacia estadounidense en un comunicado.

Blinken sostuvo que Taiwán se ha convertido en una "historia de éxito democrático" y en un "aliado fundamental" de EE.UU.

"La participación significativa de Taiwán en el sistema de Naciones Unidas no es una cuestión política, sino pragmática", agregó el jefe de la diplomacia estadounidense, quien recordó que es "una economía de alta tecnología y un centro global de conexión de viajes, cultural y educativo".

Blinken puso como ejemplo la prohibición a Taiwán de participar en la Asamblea de la Salud Global, pese a que el mundo tiene que "mucho que aprender" de la respuesta de primer nivel taiwanesa ante la pandemia de covid-19.

Este fin de semana, el exembajador chino en EE.UU. Cui Tankai afirmó que Pekín "nunca jamás permitirá" que Taiwán participe en la ONU, ya que eso "simplemente va en contra del transcurso de la historia".

El Gobierno del presidente Joe Biden mantiene el compromiso, que dura ya más de 40 años por parte de EE.UU., con la política de "una sola China", bajo la cual EE.UU. reconoce la autoridad soberana de Pekín sobre el territorio chino, lo que incluye Taiwán.

Pese a que EE.UU. sostiene que Pekín es el Gobierno legítimo del pueblo chino, de manera extraoficial tiene lazos con Taiwán, a través del apoyo a su Gobierno y suministrando recursos de defensa a la isla.

Taiwán es uno de los mayores motivos de conflicto entre Washington y Pekín, dado que EE.UU. es el principal proveedor de armas de la isla y sería su mayor aliado militar en caso de conflicto bélico con China.