EFEViena

Las negociaciones para salvar el pacto nuclear con Irán están próximas a lograr un acuerdo y, posiblemente, se alcance en la próxima ronda de contactos, según Enrique Mora, el diplomático español que coordina los contactos en nombre de la Unión Europea (UE).

"Mis expectativas como coordinador (..) es que para la próxima ronda las delegaciones vuelvan de las capitales con instrucciones claras y, finalmente, podamos cerrar un acuerdo", explicó Mora a los periodistas.

Irán y cinco grandes potencias (Alemania, China, Francia, Reino Unido y Rusia) han estado negociando en Viena desde inicios de abril para que EE.UU. regrese al acuerdo y Teherán lo cumpla de forma íntegra.

Las conversaciones de este domingo, que pusieron fin a la sexta ronda de contactos que se inició el pasado 12 de junio, fueron las primeras después de la elección el pasado viernes del ultraconservador Ebrahim Raisí como próximo presidente de la República Islámica.

Las delegaciones participantes -también EE.UU., que participa de forma indirecta- vuelven ahora a sus capitales para recibir instrucciones antes de regresar de nuevo a Viena para limar los últimos flecos.

"Hemos hecho progresos esta semana durante la sexta ronda. Estamos más cerca de un acuerdo, pero todavía no lo tenemos. Estamos más cerca que hace una semana", agregó el diplomático comunitario.

¿UN ACUERDO EN JULIO?

El negociador ruso, Mijail Ulianov, se mostró también muy optimista sobre la posibilidad de un acuerdo y sostuvo que la próxima ronda de negociaciones podría comenzar en unos "diez días".

Sin embargo, aseguró que alcanzar un acuerdo definitivo dependía de "decisiones políticas" ya que el camino de la diplomacia parecía estar cerca de agotarse.

"Soy muy optimista, creo que podemos alcanzar el final de las negociaciones incluso a mediados de julio, a menos que algo extraordinario pase", concluyó el veterano negociador ruso.

Ulianov no quiso entrar en detalles sobre los aspectos que todavía impiden un acuerdo, pero sugirió que las sanciones de EE.UU. contra la élite iraní, incluido el líder supremo Ali Jameneí y el presidente electo Raisí, son un aspecto importante.

El optimismo sobre un pacto también lo compartió el máximo negociador iraní, Abás Araqchí, quien aseguró que se habían logrado "buenos avances" y se estaba "más cerca que nunca" de llegar a un acuerdo.

LOS DOCUMENTOS ESTÁN LISTOS

"Hoy es el último día de esta sexta ronda de negociaciones. Hemos pasado por días intensos y de trabajo muy duro y ahora estamos en una situación en la que casi todos los documentos del acuerdo están listos", explicó Araqchí a la televisión estatal iraní.

Según el representante iraní, "los principales temas en desacuerdo se han resuelto" y en los que todavía no se ha hallado una solución se han logrado por lo menos avances.

Aunque reconoció que allanar el camino al acuerdo en esta última etapa "no es fácil", el negociador se mostró "fuertemente esperanzado" de que en la próxima ronda de negociaciones se alcance un resultado.

El pacto nuclear de 2015 establecía límites y restricciones sobre el programa nuclear civil de Irán para evitar que pudiera desarrollar bombas atómicas, a cambio Teherán obtenía ventajas económicas por el levantamiento de las sanciones internacionales.

La salida de EE.UU. en 2018 y la imposición de sanciones sobre Irán durante la presidencia norteamericana de Donald Trump supuso un mazazo para el acuerdo. Teherán respondió vulnerando el pacto en cuanto a la producción y pureza de material nuclear sensible, como el uranio enriquecido.

El nuevo presidente de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, quiere volver al acuerdo, pero exige primero que Irán cumpla todas sus obligaciones, mientras que Teherán exige un levantamiento previo de las sanciones.

Ese es uno de los aspectos centrales de las negociaciones en Viena: establecer los pasos concretos con los que ambos países vuelvan a la vez al acuerdo nuclear.

Pese a que EE.UU ha criticado las elecciones en las que ha vencido Raisí por no ser "libres ni justas", y por su baja participación, subrayó que seguirá con el proceso negociador en Viena.

"Nos gustaría continuar con el progreso significativo que se ha logrado durante las últimas rondas de conversaciones en Viena", declaró un portavoz del Departamento de Estado.