EFEKabul

Uno de los candidatos favoritos a presidir Afganistán, el actual jefe del Ejecutivo, Abdullah Abdullah, anunció este sábado que boicoteará al proceso de recuento hasta que la Comisión Electoral no aclare su posición sobre la invalidación de 300.000 votos que su equipo considera inválidos.

Es un nuevo revés para unos comicios, celebrados el pasado 28 de septiembre y cuyos resultados preliminares no se conocerán, al menos, hasta el 14 de noviembre, tras retrasarse desde la fecha original del 19 de octubre por problemas técnicos.

"El Equipo Electoral de Estabilidad y Asociación (el de Abdullah), en aras de defender los votos limpios de la población, ordenó a todos sus equipos provinciales y observadores que se abstengan de asistir a este proceso ilegal hasta que se resuelva el problema", dijo en un comunicado después de que la Comisión iniciara este mismo sábado el recuento.

El equipo del candidato advirtió que no se unirá al proceso hasta que el organismo filtre y separe los votos no biométricos, que consideran inválidos, de los válidos.

"No volveremos al proceso de recuento hasta que la comisión no aclare y responda a nuestras dudas", señaló a Efe Faridoon Khwazoon, portavoz del equipo de Abdullah, y agregó que mantendrán una reunión el domingo para determinar sus próximos pasos a seguir.

Según datos de la Comisión electoral, de los 2,7 millones de votos emitidos, solo 1,92 millones fueron verificados biométricamente por su sistema y los restantes fueron declarados como votos no biométricos que no serán contabilizados.

De esos votos, solo 86.000 fueron declarados como votos nulos que no cumplían con los criterios requeridos, pero el equipo de Abdullah sostiene que el número de sufragios inválidos entre los verificados biométricamente es mayor de lo anunciado por la Comisión.

"Tenemos dudas y nuestros cálculos muestran que alrededor de 300.000 votos están en cuatro categorías que creemos que deberían ser invalidadas", explicó Khwazoon.

El proceso de escrutinio comenzado este sábado planea contabilizar los votos de 8.255 centros de votación, casi un tercio del total (más de 26.000), en 34 provincias del país.

"Pedimos a todos los equipos electorales que envíen a sus observadores para que el proceso pueda completarse pronto y podamos anunciar los resultados preliminares", dijo a Efe Zabihullah Sadat, portavoz de la Comisión Electoral, pese al boicot de Abdullah.

Entre los 15 candidatos a la presidencia, Abdullah y el presidente, Ashraf Ghani, son los favoritos, tras unos comicios en los que, de los 9,6 millones de electores registrados, tan solo votaron 2,7 millones por los problemas de seguridad y la desconfianza en el proceso electoral.