EFENaciones Unidas

El Consejo de Seguridad de la ONU va a reunirse para abordar las consecuencias de la crisis de la COVID-19 y analizar una posible resolución, según adelantó este miércoles la República Dominicana, que este mes preside el órgano.

Según el representante dominicano, José Singer, varios países han solicitado la cita y ésta se celebrará como muy tarde la próxima semana, aunque podría ser antes.

Por ahora, los embajadores no han discutido una posible resolución, pero no se descarta que el Consejo de Seguridad se pronuncie más adelante.

"Primero vamos a tener la reunión y ver cómo se desarrollan las cosas", explicó Singer en una conferencia de prensa remota.

República Dominicana asumió este 1 de abril la presidencia de turno del Consejo de Seguridad, cuyo trabajo se ha visto transformado de forma radical por las restricciones impuestas para frenar la expansión de coronavirus.

Así, los 15 Estados miembros están celebrando todas sus reuniones a través de un sistema de videoconferencias y han puesto en marcha en los últimos días un procedimiento escrito para la adopción de resoluciones, medidas que han terminado poco a poco con la parálisis inicial.

Hasta ahora, sin embargo, el Consejo de Seguridad no ha discutido de forma oficial la crisis del coronavirus pese a la voluntad de varios países, pues otros como China se mostraban reacios al considerar que la cuestión no corresponde a este órgano, que se centra en cuestiones de paz y seguridad.

"La pandemia es una crisis de salud global y yo creo que los distintos órganos deben ejercer sus responsabilidades en las dimensiones adecuadas", señaló la semana pasada el representante chino, Zhang Jun, que durante marzo ocupaba la presidencia.

De fondo, planean además cuestiones políticas, en otros motivos por el choque que mantienen Pekín y Washington ante la insistencia del Gobierno de Donald Trump en hablar del coronavirus como el "virus de Wuhan" y sus críticas a la respuesta de ese país al inicio de la pandemia.

En el pasado, el Consejo de Seguridad se ha ocupado del impacto en la paz y seguridad de otros brotes de enfermedades como el ébola.