EFEGuatemala

La Corte de Constitucionalidad (CC), la máxima instancia jurídica de Guatemala, dejó hoy en suspenso provisional dos reformar introducidas al Código Penal, una de las cuales exime de responsabilidades por financiación electoral ilícita a los secretarios generales de los partidos.

El Constitucional amparó al Procurador de los Derechos Humanos Jordán Rodas, a la activistas Helen Mack y al abogado Alfonso Carrillo, que recurrieron esas modificaciones por considerarlas ilegales.

El anuncio de la CC se hace poco después de que el Congreso anunciara que por un acuerdo con los jefes de bloques parlamentarios, se acordó dar marcha atrás con las reformas, algo que tiene que ser votado mañana en una sesión en el Organismo Legislativo.

Los diputados reformaron ayer el artículo 407 del Código Penal y eximieron de toda responsabilidad a los secretarios generales y candidatos de partidos de la financiación electoral, y dejaron esa responsabilidad en manos de los contadores de los colectivos políticos.

También modificaron el artículo 50 y aumentaron de cinco a diez años de prisión las condenas que podrían ser beneficiadas con conmutación de pena, es decir que los reos pueden pagar una multa y quedar en libertad.

Sin embargo, tras la presión popular y las críticas, el presidente del Congreso, Óscar Chinchilla convocó a los 11 jefes de los bloques parlamentarios y en la reunión acordaron dar marcha atrás a las reformas penales.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, había advertido hoy en un mensaje a la nación que cuando le llegaran las modificaciones las iba a someter a un análisis jurídico y que iba a ejercer su derecho al veto si las consideraba "nocivas" para la nación.