EFEBeirut

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) continúa perdiendo territorio en sus dos principales bastiones en Siria, las ciudades de Al Raqa y Deir al Zur, donde milicias kurdas y sus aliados, además del ejército sirio, ganaron hoy el control de nuevas zonas.

En Al Raqa, las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por los kurdos, arrebataron en las últimas horas a los yihadistas el dominio del barrio de Al Zekna.

En declaraciones telefónicas a Efe, el portavoz de uno de los grupos que integran las FSD, Shervan Darwish, miembro del Consejo Militar de Manbech, dijo que "el distrito de Al Zekna por fin está completamente liberado".

No obstante, "nuestra campaña militar continúa y hay fuertes enfrentamientos en los alrededores del Hospital Nacional y el parque de Al Rashid" en el centro de Al Raqa, subrayó.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con este logro las FSD, que están apoyadas por la coalición internacional comandada por EEUU, dominan ya más del 67 % de la superficie de la población, donde iniciaron una ofensiva contra el EI, el pasado 6 de junio.

Mientras, en el otro gran feudo de los extremistas en Siria, la localidad de Deir al Zur, los enfrentamientos son fuertes entre el EI y las fuerzas gubernamentales sirias en las inmediaciones del aeropuerto militar y otras áreas.

La agencia de noticias oficial siria, SANA, informó de que unidades militares recuperaron el control de puntos en el extrarradio este y oeste de la urbe.

Los soldados retomaron el cuartel del batallón Damen, al suroeste del aeropuerto militar de Deir al Zur, y una estación de bombeo de agua en Al Mraye.

Entretanto, la aviación nacional y la artillería bombardearon intensivamente posiciones de los radicales y sus movimientos en los pueblos de Ayash, Al Yeneina, Huiya Saqer y Al Huseiniya, en las proximidades de la ciudad.

El Observatorio destacó que los efectivos gubernamentales conquistaron parcialmente la zona de Al Bugailiya, al noroeste, mientras que por el este tratan de abrirse camino para garantizar la seguridad del aeropuerto militar.

Las tropas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, que cuentan con la cobertura de la aviación de Rusia, buscan garantizar la seguridad en la base aérea para que se pueda reanudar el aterrizaje y despegue de aviones en sus instalaciones.

Tal es la importancia de esta base aérea para el ejército regular sirio, que el jefe del Estado Mayor, general Alí Abdalá Ayub, visitó hoy sus instalaciones.

SANA detalló que el general Ayub inspeccionó las unidades desplegadas en el monte Al Zarda y la guarnición que vela por la seguridad del aeropuerto, donde los soldados rompieron el sábado el cerco en torno a él impuesto por los yihadistas.

En la última semana, han llegado refuerzos de equipamiento, vehículos y combatientes para las tropas gubernamentales en Deir al Zur y es posible que próximamente lleguen más.

Modar Hasan, responsable de información de las Fuerzas progubernamentales Escudo del Qalamún, adelantó a Efe por internet que la mayoría de sus milicianos se trasladará a Deir al Zur tan pronto como acaben su misión contra el EI en la provincia central de Hama.

"Solo quedan tres o cuatro pueblos bajo el control del 'Dáesh' (acrónimo en árabe de Estado Islámico) en el este de Hama, así que nuestra operación posiblemente termine en una semana", indicó Hasan, quien apuntó que después muchos de sus combatientes viajarán a Deir al Zur.

En paralelo a los avances de las fuerzas gubernamentales, se ha reanudado el suministro de ayuda humanitaria por tierra a esa región.

El viernes pasado, el primer convoy terrestre con asistencia llegó por primera vez en tres años a la urbe de Deir al Zur, dependiente en este tiempo de los envío humanitarios por aire.

Durante la jornada de hoy, la Media Luna Roja anunció que una tercera caravana con doce camiones llegó a la zona, tras la última que arribó el lunes.

Aparte de la ofensiva gubernamental en Deir al Zur, las FSD, respaldadas por la coalición, llevan a cabo otro ataque contra el EI en la ribera oriental del río Éufrates a su paso por esta región.

Al menos 39 personas murieron hoy por bombardeos en el este de la provincia, señaló el Observatorio, que precisó que algunos fueron perpetrados por la coalición, y otros han podido ser cometidos por aviones sirios o rusos.

Por Susana Samhan