EFEBeirut

Las tropas gubernamentales sirias renovaron hoy su embestida contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en la localidad de Deir al Zur (noreste) con ataques en varios puntos de la urbe, donde controlan más del 64 % de su superficie.

Según la agencia de noticias oficial siria, SANA, la fuerza aérea atacó posiciones de los radicales en zonas al este de la ciudad como Al Yenaina, Al Maryaiya y Al Bugailiya, donde mataron e hirieron a un número indeterminado de sus oponentes y destruyeron algunas de sus fortificaciones.

Por su parte, unidades terrestres del Ejército intentan garantizar la seguridad en el perímetro del aeropuerto militar de Deir al Zur y el cuartel de la Brigada 137, bajo dominio gubernamental, con labores de desminado.

La agencia SANA explicó que se están despejando las inmediaciones de la base aérea para reanudar las operaciones de despegue y aterrizaje de aviones.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos afirmó que las fuerzas gubernamentales sirias controlan más del 64 % de la ciudad, donde en las últimas horas se han intensificado los bombardeos de la aviación nacional y la rusa, así como los disparos de artillería.

Mientras, las tropas leales al Gobierno de Damasco han lanzado un ataque terrestre en el barrio de Al Huiqa, situado en una isla sobre el río Éufrates, desde donde han intentado alcanzar de forma infructuosa el distrito de Huiya al Qata, ubicado en un islote próximo, dijo la ONG.

El objetivo de esta operación es cercar completamente al EI en Deir al Zur.

En los últimos días, las tropas gubernamentales han roto el asedio de los yihadistas en la población, después de que los soldados recuperaran el control de la carretera que une Deir al Zur con la capital siria y acabaran con los cercos de los radicales al cuartel de la Brigada 137 y al aeropuerto militar.

Entretanto, las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por milicias kurdas, prosiguen su ofensiva en la ribera oriental del Éufrates a su paso por Deir al Zur, donde se han situado a seis kilómetros del río.

Los enfrentamientos entre las FSD y el EI se concentran en la zona de Al Shahabat, donde sobrevuelan aviones de la coalición internacional, comandada por EEUU.

De hecho, de acuerdo a datos del Observatorio, al menos doce civiles murieron hoy en supuestos bombardeos de la coalición en localidades al este del río Éufrates.

Siete de los fallecidos perdieron la vida por un presunto ataque de los aviones de la alianza en el pueblo de Mazlum, mientras que cuatro perecieron en la población de Jisham y otro, en Hatla.

La agencia de noticias Amaq, vinculada a los yihadistas, señaló en Telegram que combatientes del EI cometieron dos ataques suicidas contra grupos de "milicianos del PKK" (Partido de los Trabajadores del Kurdistán, como los radicales suelen denominar a las FSD) cerca de una rotonda a diez kilómetros al noreste de la ciudad de Deir al Zur, sin hablar de muertos o heridos.

Las FSD iniciaron el sábado una operación militar contra el EI en Deir al Zur en áreas de la orilla oriental del Éufrates.

El Observatorio subrayó que los choques entre las FSD y los extremistas continuaron hoy en la zona industrial, en las afueras de la urbe de Deir al Zur.

Las milicias kurdas y sus aliados también se baten contra los radicales en la localidad de Al Raqa, otro de los feudos que le quedan al EI en Siria.

Las FSD indicaron en su cuenta de Telegram que las hostilidades tienen lugar actualmente en los alrededores del Hospital Nacional de Al Raqa, el parque de Al Rashid y el barrio de Al Amín, en el centro de la población.

Amaq apuntó que "diez cohetes americanos cayeron contra el hospital de Al Raqa", sin precisar más.

Desde Damasco, Al Asad destacó hoy que "Siria se mueve ininterrumpidamente hacia la victoria" contra los terroristas gracias a los sacrificios del Ejército nacional y la ayuda de los "países amigos", en una reunión con participantes en una conferencia internacional de sindicatos, según un comunicado de la Presidencia.

Al Asad recibió ayer en la capital siria al ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, con quien revisó los planes para la ofensiva en la ciudad de Deir al Zur.

Por Susana Samhan