EFEElmau (Alemania)

Los líderes del G7 lanzarán hoy un mensaje claro, en respuesta a Rusia, al cierre de una reunión que ha estado dominada por la guerra contra Ucrania y que mira ya en dirección a Madrid y la apertura de la cumbre de la OTAN.

El canciller alemán, Olaf Scholz, cuyo país ejerce la presidencia de turno de las siete grandes potencias, marcó ya ayer la pauta de lo que se espera sea su declaración final, al afirmar que con el inicio de la invasión al país vecino Moscú había entrado en un "punto de no retorno" con la comunidad internacional.

Unas horas después de ese pronunciamiento, los líderes del G7 condenaban el "abominable crimen de guerra" contra el centro comercial de la ciudad ucraniania de Kremenchuk.

"No descansaremos hasta que Rusia ponga fin a su brutal guerra sinsentido", advertía el comunicado emitido desde Elmau, el castillo de Baviera donde el domingo arrancó la cumbre que se cerrará a primera hora de esta tarde.

Desde Elmau se ha aseguró que el G7 apoyará a Ucrania "todo el tiempo que haga falta", tras la intervención virtual del presidente Volodímir Zelenski en el primer plenario de los siete del lunes.

Ello ocurrió horas antes del ataque contra ese centro comercial, pero ya entonces la respuesta de los líderes de Estados Unidos, Canadá, Japón, Reino Unido, Francia e Italia, además de Alemania, estaba clara.

Especialmente dura es la posición estadounidense, que entró en la cumbre, el domingo, anunciando ya nuevas sanciones del G7 contra Rusia, algo que por parte de los miembros del bloque comunitario en ese club no se ha concretado aún.

Las propuestas del presidente Joe Biden, ampliamente respaldadas por el británico Boris Johnson, van de la imposición de un tope de precios al petróleo ruso a nuevos aranceles a sus bienes, así como la prohibición a las importaciones de oro ruso.

La reunión en Elmau tendrá su continuidad en Madrid, adonde viajarán los líderes directamente desde los alpes alemanes, incluido el japonés Fumio Kishida, en calidad de invitado a la cumbre de la Alianza Atlántica.